Ayuso se reafirma en que el confinamiento domiciliario sería la última medida que tomaría

La Comunidad levantó esta medianoche el cierre perimetral, pues, según ha dicho la presidenta, “la vida sigue” y “la gente tiene que trabajar”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace unas declaraciones mientras visita este martes la nueva Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Universitario Gregorio MarañónD.SINOVAEFE

La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado este martes que un confinamiento domiciliario sería “la última solución” para frenar la propagación del coronavirus en la Comunidad de Madrid, y ha asegurado que trabajará “sin descanso” para que esa medida “sea algo impensable”.

Tras visitar la nueva unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Gregorio Marañón, Ayuso ha señalado que “las consecuencias de los confinamientos domiciliarios ya las hemos conocido”, y que generan “otros muchos problemas”, por lo que es prioritario “evitarlo”.

“Vamos a buscar soluciones intermedias. Madrid tiene una estrategia que ya se está cumpliendo y que está funcionando”, ha subrayado la jefa del Ejecutivo madrileño, quien ha recalcado el “daño económico” que podría provocar un cierre total de la actividad y ha sostenido que “la economía y la salud no están reñidas”.

Ayuso ha asegurado que en su Gobierno no están “relajados” ni “confiados”, porque son conscientes de que “queda mucho por hacer” y de que “este virus es muy traidor: en un momento dado cambia la dirección del viento y podemos tener otra vez aquí el incendio”.

“Lo que estamos haciendo ahora es trabajar para mantener nuestro plan porque nosotros no somos partidarios de abrir y cerrar, de abrir y cerrar, de abrir y cerrar”, ha añadido Ayuso, que optó por decretar el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante el recién concluido puente de Todos los Santos.

Una medida que, según la presidenta, “no se trata de un cierre por días, de sí, no, sí, no; se trata de un cierre por movimientos”. La Comunidad levantó esta medianoche el cierre perimetral de la región impuesto durante el puente festivo de Todos los Santos, con lo que las entradas y salidas vuelven a estar permitidas, según ha dicho Ayuso porque “la vida sigue” y “la gente tiene que trabajar”.

Ayuso ya anunció su intención de volver al confinamiento perimetral el puente de La Almudena (9 de noviembre), aunque esta medida será debatida por el Gobierno central y las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del miércoles, día 4.