Los ex concejales de Más Madrid: “Es absurdo que paguemos a un partido en el que no queremos estar”

Cueto asegura a LA RAZÓN que no tenían obligación de donar dinero a Más Madrid

Los concejales José Manuel Calvo, Marta Higueras, Felipe Llamas y Luis Cueto, ayer, durante la rueda de prensa
Los concejales José Manuel Calvo, Marta Higueras, Felipe Llamas y Luis Cueto, ayer, durante la rueda de prensaDavid FernándezEFE

La sombra de una «huida por dinero» planeó ayer sobre los cuatro ex concejales de Más Madrid. Primero, un tuit publicado por Jorge Moruno, portavoz de la Asamblea de Madrid. «La cosa es simple. Más Madrid se organiza y adopta una carta financiera que incluye unas condiciones salariales y estas cuatro personas no quieren aceptarla. Ese es el motivo por el que se van». Después, fuentes del partido explicaron a LA RAZÓN que Marta Higueras, Luis Cueto, José Manuel Calvo y Felipe Llamas no quisieron firmar esa «carta financiera», por la cual debían donar un porcentaje de su sueldo al partido, pese a que había un compromiso al respecto.

En conversación con LA RAZÓN, Luis Cueto explicó que, en 2019, en la candidatura de Más Madrid a las elecciones municipales «no se firmó ninguna carta financiera», pero «sí que se hizo en Más Madrid comunidad». De hecho, recuerda que la propia Manuela Carmena decidió que no se firmara ningún documento al respecto, pero que el asuntos se estudiaría después de los comicios.

«Desde mayo, y con toda rotundidad, expresamos nuestro deseo de no querer participar en ese nuevo partido Mas Madrid ficticio, y sin personalidad jurídica. Entonces se tomó la decisión de pedir a los integrantes una aportación financiera de «integrantes, eventuales, vocales...». «Nosotros dijimos que no íbamos a participar en ese nuevo partido y, por tanto, no íbamos a financiar algo con lo que no estábamos de acuerdo», asegura Cueto. El concejal recuerda que en Más Madrid había gente de varios partidos, desde IU a Equo. Por eso, con esta nueva organización, se exigía una militancia «que no queríamos».

«Es absurdo que nos reprochen que no paguemos a un partido en el que nos queremos estar», insiste Cueto, que, en su caso, además, «no cobra del Ayuntamiento». Por otro lado, critica el hecho, «algo que sucede también partidos como el PP o el PSOE», de que a concejales vecinos que apenas cobran 500 euros se les exija un porcentaje del 13% dentro del partido. De ahí que esté en contra de esta «financiación obligatoria», sobre todo a «vecinos que dedican su tiempo de manera altruista». «Cuando uno quiere participar en un partido político, lo hace voluntariamente», concluye.