Ángel Garrido deja la política: “A partir de mayo seré un ciudadano más”

El ex presidente regional con el PP y ex consejero de Transportes en el Gobierno de Ayuso ha solicitado a Ciudadanos no ser incluido en la candidatura del 4 de mayo

Thumbnail

Apenas unas horas después de que Ignacio Aguado anunciara que no repetirá como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, ha sido Ángel Garrido el que desvelado en la mañana de este viernes que tampoco concurrirá a las elecciones del 4 de mayo como parte de la candidatura naranja. El que fuera presidente de Madrid tras la dimisión de Cristina Cifuentes en la legislatura pasada y consejero de Transportes en este mandato, deja la política. “Todo en la vida tiene un principio y un final. También el trabajo en política. Hoy, tras un largo periodo de actividad en la vida pública de más de 25 años, toca la despedida”, asegura Garrido en el arranque de su carta de despedida. “A partir de mayo seré un ciudadano más”.

En este comunicado, confiesa que tenía tomada la decisión de abandonar la política al término de la actual legislatura, por tanto, en 2023: “Pero una vez más la vida es eso que pasa mientras hacemos planes. Tras un mínimo periodo de reflexión con mis seres queridos, he decidido que aunque se haya acortado el plazo, éste debe ser el momento de decir adiós”. Se mantendrá como diputado hasta que se renueve la Asamblea de Vallecas. Desde ese momento, asegura, “seguiré apoyándoles (a Ciudadanos) con mi trabajo durante toda esta trascendental campaña”. Señala que ha solicitado a su partido “no ser incluido en las listas electorales”.

Y explica las razones de su despedida de la actividad pública: “La política ha cambiado. No sé si a peor o a mejor, pero lo ha hecho. Hoy es más sencillo tratar de obtener adhesiones con mensajes emocionales que conseguirlas exhibiendo la mera gestión. Reconozco mi incapacidad de adaptación a este nuevo escenario, lo que no es culpa de la política, sino mía. El otro gran agente de la política actual es eso que denominamos “polarización”, un eufemismo para blanquear lo que no es otra cosa que política de bloques, radicalismo y en buena medida crispación. Para alguien como yo, que siempre ha militado en el espacio del centro, sinceramente es el peor escenario que se pueda plantear”.

Palabras de “cariño y afecto” para Díaz Ayuso

En su carta de despedida, Garrido dedica unas palabras de agradecimiento hacia todos aquellos políticos que le “otorgaron su confianza y su apoyo”, desde Feliciano Blázquez a Mariano Rajoy, pasando por José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz Gallardón (”uno de los mejores políticos que ha dado España”), Ana Botella (mujer leal y de convicciones profundas), Esperanza Aguirre o Pablo Casado. También hacia Cristina Cifuentes: “Mi querida y gran amiga, presidenta de la Comunidad de Madrid, a quien debo la oportunidad de haber tenido los tres años más felices de trabajo en política como su consejero de Presidencia. No conozco persona más inteligente, trabajadora y leal que Cris; fue un auténtico honor trabajar para ella y sigue siendo un honor ser su amigo”.

De su última etapa en el Gobierno de Madrid, Garrido también agradece a Aguado “su cariño y su confianza desde el primer minuto hasta el último” y tiene un especial recordatorio para la presidenta Díaz Ayuso: “Sé que no han sido dos años fáciles ni para ella ni para mí. Compartir Consejo de Gobierno desde partidos distintos, tras muchos años con la misma militancia, seguramente no hacían especialmente fáciles las cosas, pero sin duda, más allá de esto, me quedo con los muchos años de trabajo, de amistad desinteresada y de ayuda mutua. Seguirá siempre contando con mi cariño y afecto”.

Un lenguaje moderado, de concordia y conciliación

Gracias a los ciudadanos de Madrid. Espero haber estado a la altura de las responsabilidades que me
encomendaron. Tampoco quiero olvidarme de los medios de comunicación. Gracias por tratarme siempre con respeto. Vuestra labor es imprescindible para el ejercicio de la Democracia.
A partir de mayo seré un ciudadano más. Quien me busque me encontrará siempre en el centro, de donde nunca me he movido. Creo que hay que defender y preservar este espacio político, porque ahora es más necesario que nunca. Ser de centro es intentar buscar el consenso y el entendimiento entre quienes piensan diferente. Estoy seguro de que de esos acuerdos, los mayores beneficiados serán siempre los madrileños.
Termino mi vida política con una frase de la persona que me inspiró a emprender esta aventura, Adolfo Suárez: “Pertenezco por convicción y talante a una mayoría de ciudadanos que desean hablar un lenguaje moderado, de concordia y conciliación”.