Entrevista al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida
Entrevista al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-AlmeidaJesús G. FeriaLa Razon
José Luis Martínez-Almeida

El tándem Ayuso-Almeida funciona en plena sintonía

“No me sorprende que Villacís quiera que la capital sea sede olímpica, pero eso se debe materializar cuando tengamos una candidatura de éxito”

El alcalde de Madrid ha tenido que afrontar en las últimas horas el malentendido abierto en torno a la aspiración olímpica de Madrid. Almeida, oficialmente, niega la crisis con Villacís y advierte de la necesidad de llegar a un acuerdo con todas las administraciones implicadas antes de hacer anuncios. Sobre el futuro de Madrid, reivindica, durante una entrevista con LA RAZÓN, a su «partner» en la Puerta del Sol más allá de sus visiones enfrentadas en torno al PP de Madrid. Y lamenta que Sánchez siga olvidándose de su ciudad.

–¿Madrid aspirará a los Juegos Olímpicos de 2036?

–Madrid lo que hace es aspirar a ser sede de unos Juegos Olímpicos, yo creo que es un sueño que tenemos todos los madrileños, pero que en la reunión que he mantenido hoy con el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, lo que hemos concluido es que vamos a seguir trabajando, que hay que apelar a la unidad entre las instituciones y que, una vez que evaluemos todos estos factores, estaremos en condiciones de poder decidir si se presenta o no se presenta la candidatura. Presentar formalmente una candidatura no es una cuestión únicamente del Ayuntamiento de Madrid, tienen una intervención decisiva tanto el Gobierno de la Nación como el propio Comité Olímpico Español y, por tanto, para poder afirmar que se presenta la candidatura tenemos, lógicamente, que trasladar esa imagen de unidad y, sobre todo, esa imagen de complicidad con todos los madrileños. Por tanto, no descarto que Madrid se presente obviamente a los Juegos Olímpicos de 2036. Lo que sí es cierto es que en la línea de la reunión que he mantenido hoy con Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, queda mucho trabajo por hacer hasta poder tomar esa decisión.

–¿Le sorprendió el anuncio tan categórico realizado por la vicealcaldesa el martes cuando aseguró que Madrid aspirará a los Juegos de 2036?

–No me sorprendió. Yo creo que todos compartimos la ilusión y las ganas que, desde luego, la vicealcaldesa transmitió el martes con esta cuestión y, por tanto, yo entiendo que para la ciudad de Madrid es importantísimo alcanzar el sueño olímpico, pero esa ilusión y esas ganas hay que traducirlas en un esfuerzo conjunto con la sociedad y con el resto de las instituciones para poder tomar la decisión. No me sorprende que la vicealcaldesa quiera que Madrid sea sede olímpica porque comparto la misma aspiración, lo que sí es cierto es que esa aspiración se debe materializar una vez que, de verdad, tengamos todos los elementos de juicio que nos permita afrontar una candidatura con garantías de éxito.

–¿No hay crisis con Villacís?

–Por supuesto que no hay crisis. Como creo que los madrileños valoran a lo largo de estos dos años, entre Begoña Villacís y yo siempre ha habido una comunicación fluida, que en un momento dado podemos tener puntos de vista diferentes, pero que siempre llegamos a puntos de acuerdo.

–Al margen de esa aspiración de cumplir el sueño olímpico, ¿no existe miedo de que ocurra algo como a Tokio?

–No existe miedo porque yo creo que la experiencia de Tokio viene marcada por un hecho, como es la pandemia, que no se había producido en la historia contemporánea. No se puede entender que una circunstancia tan excepcional deba prejuzgar el éxito de unos Juegos Olímpicos. Las ediciones anteriores fueron un éxito y nosotros aspiramos a que, si somos sede olímpica, podamos repetir esas experiencias olímpicas.

–Esta semana en Madrid ha entrado en vigor la nueva ordenanza de Movilidad con el rechazo de Vox y el apoyo de cuatro ediles de la izquierda. ¿Hay un cambio en su estrategia de alianza?

–No supone un cambio. Nosotros tenemos muy claro que nuestro socio preferente respecto de los presupuestos es Vox porque compartimos una misma filosofía desde el punto de vista de lo que tiene que ser el ámbito fiscal o desde el punto de vista de la inversión pública en la ejecución de obras e infraestructuras, que es una visión que no comparten los grupos de la izquierda. Por tanto, como siempre he defendido: una discrepancia puntual sobre una ordenanza no se puede trasladar a la relación general que tenemos y que se enmarca dentro de ese pacto de investidura, que ha funcionado y que nosotros entendemos que debe continuar en los términos en los que se suscribió.

Entrevista al alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida FOTO: Jesús G. Feria La Razon

–Entonces, ¿está seguro de que habrá presupuestos?

–Estoy convencido de que nosotros vamos a poner los mejores argumentos encima de la mesa para que haya presupuestos y que vamos a hacer todo lo posible para su aprobación. El año 2022 es decisivo para afrontar la recuperación económica y social de la ciudad. Vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para que esos presupuestos se puedan aprobar.

–¿Le ha sorprendido la actitud de la izquierda en este debate sobre movilidad y calidad del aire?

–El problema es que como la izquierda ha patrimonializado las políticas de sostenibilidad no entiende ni acepta que pueda haber políticas distintas de las que ellos predican y nosotros defendemos un modelo en el que obviamente la sostenibilidad ambiental es esencial para una ciudad como Madrid y para su futuro, pero eso tiene que ser compatible con el desarrollo económico y social y, por tanto, con la generación de oportunidades, de creación de inversión, de riqueza y de empleo. Es un absoluto error contraponer la sostenibilidad ambiental con la sostenibilidad económica. Lo que le molesta a la izquierda no es que nosotros hayamos aprobado esta ordenanza de movilidad. Lo que le molesta a la izquierda es que no compartamos los dogmas climáticos con los que ellos predican al conjunto de la sociedad.

–A lo largo de este mandato ha sido muy crítico con la actitud de Moncloa hacia Madrid. ¿Ha mejorado con la remodelación del Gobierno de Sánchez?

–Obras son amores y no buenas razones. La ciudad de Madrid no ha recibido ni un solo euro del Gobierno de la Nación por los gastos derivados de la pandemia, más allá de unos gastos relativos al transporte público donde Barcelona ha recibido el doble de Madrid con la mitad de población. Respecto a otros conceptos no hemos recibido nada. En enero se declaró zona catastrófica la ciudad de Madrid como consecuencia de Filomena y no hemos recibido un solo euro y no hemos tenido noticia sobre la distribución de los fondos europeos. Lo importante no es que haya nuevas caras, lo importante es que haya políticas que apuesten por dotar a Madrid de los recursos que le permiten crecer.

–¿De la borrasca Filomena no tiene previsión de recibir pronto las ayudas?

–No se ha recibido absolutamente nada y, por eso, le diría a los habitantes de La Palma que tengan paciencia porque como se comporten como se están comportando con la zona catastrófica de Filomena van a tardar mucho en ver dinero del Gobierno.

Entrevista al alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida FOTO: Jesús G. Feria La Razon

–Su posición sobre el futuro del PP de Madrid es de sobra conocida de cara al Congreso de primavera. Echando la vista hacia adelante, ¿el futuro de Madrid sigue pasando por el tándem Ayuso-Almeida?

–Sin lugar a dudas, lo que quiero transmitirle a los madrileños es que el tándem Ayuso-Almeida es un tándem que funciona en plena sintonía, tenemos plena coordinación desde el punto de vista institucional y de nuestras políticas y que los madrileños pueden estar seguros de que con Ayuso y Almeida el rumbo de Madrid va a seguir siendo firme y se van a seguir aplicando las mismas políticas que han hecho de Madrid la locomotora económica de España y un lugar en el que se recibe y se acoge a todos.

«Se critica a Nacho Cano desde el sectarismo»

El proyecto que Nacho Cano pondrá en marcha en un solar de la capital ha sido elegido por la izquierda en Madrid para cargar con dureza contra Almeida y Ayuso. Pese a la polémica, el alcalde deja claro que «sigue adelante». «Es un buen proyecto desde el punto de vista cultural para la ciudad de Madrid. Es un proyecto que nos va a permitir contar con un artista de la talla internacional de Nacho Cano y sólo desde el sectarismo se pueden discutir sus cualidades artísticas».