La contrarreforma de Ayuso a la “Ley Celaá”: pide a los centros que no den el título de Bachillerato con suspensos

Madrid exige al Gobierno la retirada del Real Decreto de Evaluación, Promoción y Titulación y amenaza con llevarlo a los tribunales si no lo hace. Propone que solo se pase de curso a un alumno si el equipo docente lo decide por mayoría cualificada

La Comunidad de Madrid ha solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez la retirada del Real Decreto de Evaluación, Promoción y Titulación, que ha entrado en vigor esta semana y que permite pasar de curso en la ESO sin límite de suspensos y obtener el título, si el equipo docente del centro educativo opina que el alumno está en condiciones de seguir con éxito el curso siguiente. Del mismo modo permite presentarse a la Evau con un suspenso en Bachillerato si la nota media da 5. También se suprimen los exámenes de recuperación que en Madrid se hacen en el mes de junio y en otras autonomías en septiembre.

El Gobierno de Díaz Ayuso basa su petición en la idea de que el nuevo sistema de evaluar a los alumnos entra en vigor a mitad de curso, justo cuando solo faltan siete meses para concluir las clases. Es por esto por lo que considera que se están incumpliendo los plazos que establece la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE). “El texto supone un incumplimiento flagrante de la LOMLOE, más conocida como “Ley Celaá”, ya que en la disposición adicional quinta señala que tenía que estar vigente al inicio de curso, y, evidentemente, no ha sido así. Esto genera una grave distorsión”, ha apuntado, el consejero de Educación, Enrique Ossorio durante una visita al IES Cardenal Cisneros de Madrid.

Ossorio ha asegurado que, en caso de que se mantenga esta normativa, se recurrirá ante las instancias judiciales. “Los profesores ya han comenzado el curso con unos criterios que son eliminados en mitad de la primera evaluación y la entrada en vigor de nuevas normas y pautas, además de la eliminación de la convocatoria extraordinaria, suponen cambiar las reglas del juego a mitad del partido”, ha apuntado en este sentido Ossorio.

¿Qué se va a hacer mientras tanto?

Uno de los problemas que se plantea ahora a los centros educativos es cómo aplicar el decreto y el criterio a seguir para determinar cuándo un alumno pasa o no de curso porque el Real Decreto lo deja a la subjetividad de los profesores. Esto conllevará disparidad de criterios y si bien un alumno en un centro podría pasar de curso con cinco suspensos en otro puede que no y se crearían situaciones de desigualdad. Es por esto por lo que la Consejería de Educación enviará próximamente a los centros educativos una resolución con pautas objetivas a seguir por parte de los equipos docentes.

¿Quién pasa de curso en la ESO y En Bachillerato?

En el caso de la ESO, como la Lomloe permite que los alumnos puedan promocionar o titular con múltiples suspensos, la Comunidad ha decidido que esa decisión tenga que adoptarse por una mayoría cualificada de 2/3 del equipo docente, y así se garantiza que tenga el máximo apoyo del profesorado.

En cuanto a Bachillerato, el Gobierno madrileño recomienda como criterio objetivo que la obtención del título se alcance con todas las materias aprobadas y que, en caso de que haya una suspensa, la decisión la adopte el equipo docente por mayoría cualificada de 4/5 del equipo. Si no se consigue, el estudiante no podrá promocionarse.

“Este Real Decreto es la norma más lesiva en la Historia de la Educación en España, por lo que desde la Comunidad de Madrid no nos vamos a quedar de brazos cruzados mientras tratan de hundir nuestro sistema educativo”, ha subrayado Ossorio.