Día 1 de la nueva plaza de España: los carriles bici y las sendas peatonales ya echan a andar

Se inaugura el nuevo entorno, de más de 70.000 metros cuadrados, y con el que se reconfigura este emblemático espacio del centro de Madrid

La vista general es igual a la de los últimos días, con una salvedad: los madrileños que, ahora sí, por fin pueden pasear por plaza de España. O mejor dicho, atravesarla y plantarse desde la Gran Vía hasta las puertas del Palacio Real sin tener que reparar en la calzada. Aún con la vegetación en desarrollo (se han plantado más de mil nuevos árboles en el entorno), hoy es el día uno de este nuevo entorno del Centro de la capital. El alcalde y la vicealcaldesa de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, acompañados de la concejal de Obras Públicas, Paloma García Romero, y de todos los portavoces de los grupos municipales, inauguraron esta renovada plaza que ya acogió a sus primeros visitantes.

La gran novedad, la que da sentido a esta obra de casi tres años de duración y más de 70 millones de inversión, se encuentra al lado opuesto de la calle Princesa. Dos sendas, una peatonal y otra ciclista, se erigen en el lugar que antes ocupaba el paso elevado de Bailén-Ferraz. Ambos caminos separados por setos. Del mismo modo, las dos sendas conectan directamente con la zona del Templo de Debod, que, de esta forma, pasa a estar conectada con el entorno del Palacio Real y los Jardines de Sabatini. No en vano, desde Cibeles consideran que, junto a Madrid Río, la de Plaza de España “es una de las mayores transformaciones de la ciudad en lo que va de siglo”.

Carril bici y senda peatonal, junto al Senado, en dirección al Palacio Real
Carril bici y senda peatonal, junto al Senado, en dirección al Palacio Real FOTO: La Razón

Las sendas ciclistas suponen otra de las novedades. Aunque de forma tímida, ya podían verse a algunos usuarios en el carril que, desde hoy mismo, conecta de forma directa la Cuesta de San Vicente con la Gran Vía. Una senda totalmente independiente del tráfico rodado.

Nuevo carril bici en la Cuesta de San Vicente
Nuevo carril bici en la Cuesta de San Vicente FOTO: La Razón

En cuanto a lo que es la plaza, la novedad más visible en este día de su estreno era la “limpia” a la que ha sido sometida. Una reordenación de su espacio que permite una mejor distribución de sus elementos. Entre estos, los columpios y demás juegos infantiles, que cobran un protagonismo inédito hasta la fecha.

Nuevo tobogán de la plaza de España
Nuevo tobogán de la plaza de España FOTO: La Razón

En cuanto al tráfico rodado, la principal novedad es el nuevo tramo del túnel de Bailén, que conectará a su vez con el túnel de la calle Mayor, y que contará con una longitud de 1,1 kilómetros. La parte nueva de ese túnel es continuidad del ya existente y va desde el inicio de los jardines de Sabatini, en la calle Bailén, hasta la calle Ferraz, más allá de Ventura Rodríguez.

Martínez-Almeida, en el nuevo túnel de Bailén
Martínez-Almeida, en el nuevo túnel de Bailén FOTO: Ayuntamiento de Madrid

Precisamente, las primeras palabras del regidor, tras recorrer la plaza y pararse en repetidas ocasiones para las numerosas peticiones de “selfies”, fueron en reconocimiento al equipo de Manuela Carmena, que fue quien impulsó el proyecto hace más de cuatro años.

Además, el proyecto integrará la mayor parte de los restos arqueológicos encontrados durante las excavaciones para la construcción del túnel Bailén-Ferraz, como las dos plantas del Palacio de Godoy y los contrafuertes de las antiguas Caballerizas Reales junto a los actuales jardines de Sabatini, así como los restos del ‘camino de ronda’ del antiguo cuartel de San Gil. Estos restos no solo podrán ser visitados por ciudadanos y estudiosos, sino que además se implementará un itinerario arqueológico y se construirá un centro de interpretación de la cornisa monumental para explicar y ayudar a comprender la evolución de la ciudad muy cerca del lugar de su nacimiento.