Paciencia y lucidez se convierten en una Gran Luna

La añada 2016 de la bodega Dehesa de Luna combina cuatro variedades en un tinto redondo

Gran Luna 2016La Razón

Su nombre podría dar lugar a todo tipo de metáforas para ensalzar sus cualidades, pero no hacen falta. La paciencia y las ideas claras han tenido su fruto en este vino redondo, maduro y delicado, en el que el equilibrio reina sin concesiones. Suave, amplio, envolvente, de agradable comienzo y un largo final.

Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad ha presentado la nueva añada de su Gran Luna 2016. Variedades tempranillo, graciano, cabernet sauvignon y syrah se integran de forma armónica en este tinto con una crianza de 15 meses en barrica y dos años de reposo en botella.

Su origen se remonta al viñedo La Cañada del Navajo, situado en una parcela de más de 12 hectáreas y considerado de los más avanzados tecnológicamente en España. Forma parte de las cuatro parcelas que la bodega tiene en el Campo de Montiel (La Roda), en un entorno natural rodeado de monte mediterráneo y parcelas reforestadas con especies autóctonas. El lugar elegido para hacer «un gran vino», señalan sus responsables. Objetivo cumplido