Sociedad

Whitelee, el primer parque eólico del mundo en izar la Bandera Verde

Este premio internacional reconoce la buena gestión de espacios al aire libre

Whitelee bandera verde
Una treintena de alumnos escoceses tuvo la oportunidad de izar la bandera con la que se anuncia el galardón FOTO: Iberdrola

Una treintena de alumnos de la escuela primaria Saint Sophia en Galston, en el condado escocés de East Ayrshire, celebraron el final del año escolar izando el premio Bandera Verde o «Green Flag Award» en el parque eólico Whitelee. La instalación de ScottishPower Renewables, la filial energética de Iberdrola, es la planta de molinos eólicos terrestres más grande del Reino Unido y, ahora, la primera del mundo en recibir este prestigioso galardón.

Los Green Flag Award son distinciones de referencia internacional por administrar de forma positiva espacios recreativos al aire libre. Estos premios reconocen la buena gestión de parques, jardines y otros espacios verdes que satisfacen las necesidades de las comunidades donde se encuentran y a las que sirven.

Whitelee da la bienvenida a unos 250.000 senderistas, corredores, ciclistas y jinetes cada año. Ha obtenido el premio por su colaboración con el Servicio de Guardas Rurales de Whitelee para dejar un legado medioambiental positivo, gracias a la mejora de los hábitats ecológicos para las especies de aves autóctonas y la restauración de turberas naturales (un tipo de humedal) del parque eólico.

La empresa ScottishPower Renewables apoya este servicio de guardabosques a través del Proyecto de Acceso a Whitelee, una asociación que comprende tres equipos de gobierno local (los concejos de East Renfrewshire, South Lanarkshire y East Ayrshire), la propia compañía, la agencia estatal escocesa para los bosques y la tierra (Forestry and Land Scotland) y representantes de la comunidad local.

Los alumnos de séptimo curso (el equivalente a sexto curso de Primaria en España), que tuvieron la oportunidad de participar en la celebración del premio Bandera Verde, se encuentran entre los 50.000 jóvenes que han visitado Whitelee para aprender sobre el enorme potencial de las energías renovables.

El plan es convertir Whitelee en el parque energético más importante de Reino Unido
El plan es convertir Whitelee en el parque energético más importante de Reino Unido FOTO: Iberdrola

Los estudiantes acudieron al Centro de Visitantes, gestionado por el Centro de Ciencias de Glasgow, disfrutaron de un recorrido en el autobús eléctrico y sin emisiones del parque eólico y, además, se acercaron para conocer algunos de sus 215 aerogeneradores.

Durante la visita, conocieron los planes para convertir a Whitelee en el parque energético más importante del Reino Unido, con la incorporación de paneles solares, almacenamiento de baterías e hidrógeno verde al emplazamiento, lo que significa que puede seguir proporcionando energía limpia incluso cuando no sopla el viento.

Barry Carruthers, director general de Onshore Wind UK y de ScottishPower Renewables en Irlanda, destacó: «Whitelee es una parte vital de la transición de Escocia y el Reino Unido hacia un futuro de energía limpia, pero –añadió– también es un espacio verde muy querido por todos. Es estupendo ver la Bandera Verde ondeando en alto para celebrar la dedicación del equipo que gestiona el parque y el trabajo que conlleva el funcionamiento del mayor parque eólico terrestre del Reino Unido».

La importancia de un sello sostenible

El Green Flag Award es un programa de acreditación internacional sin ánimo de lucro que reconoce y premia a los parques y espacios verdes bien gestionados. Creada en 1996, la enseña ondea sobre más de 2.000 lugares en más de 15 países en todo el mundo. En total, 27 indicadores de calidad fijan los criterios para obtener el reconocimiento. La evaluación la realizan jueces internacionales vinculados profesionalmente a la gestión del espacio verde público, el urbanismo y el paisajismo, formados específicamente para su cometido como miembros de una red de más de mil integrantes cualificados. El premio Bandera Verde se gestiona bajo licencia del Gobierno del Reino Unido por Keep Britain Tidy, una organización benéfica ambiental independiente, y se entrega internacionalmente a través de una red de operadores nacionales.