Sección patrocinada por sección patrocinada
Economía

Consejos

De la hucha a la vida real: cómo trabajar la educación financiera de los más 'peques' y de nuestros mayores

España cada vez avanza más en la integración de la educación financiera en los planes de estudio. Entre tanto, existen entidades como ABANCA y Afundación que favorecen con éxito la inclusión financiera de mayores y escolares a través de proyectos digitales, actividades divertidas en el aula y cursos de capacitación

ABANCA educacion financiera
Participantes en el Gran Prix Financiero de ABANCA organizado en el CEIP de Mosteiro-Bembrive (Vigo)ABANCA

¿Cuántas veces hemos pensado que debería existir una asignatura de educación financiera en los colegios o en los institutos? ¿O que sería beneficioso contar con un espacio en el aula (o fuera de ella) en el que los más jóvenes aprendan a ahorrar y a gestionar su dinero, para tomar mejores decisiones en el futuro? Paradójicamente, este cambio de mentalidad, marcado por una mayor predisposición a aprender a manejar las finanzas, no acaba de reflejarse en la base del problema: la educación.

«A pesar de los crecientes esfuerzos para intensificar la provisión de conocimientos financieros, los niveles de educación financiera e inclusión de los jóvenes en la región siguen siendo bajos», explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su informe Financial Education for Children and Young People in South East Europe.

La OCDE resalta en este estudio que la mayoría de los países del sureste de Europa, entre los que se encuentra España, están contemplando priorizar la educación financiera de los jóvenes. Sin embargo, la organización alerta de que, «la integración de la educación financiera en los planes de estudio de la educación avanza lentamente».

Recibir formación sobre el manejo del dinero a edades tempranas es eficaz para mejorar la salud financiera en la etapa adulta y dominar sus cuatro claves básicas: controlar los ingresos y gastos en el día a día, ahorrar, mantener la deuda bajo control y planificar. Por este motivo, entidades de todo tipo están llevando iniciativas que impulsen la educación financiera, tanto entre las personas mayores, como en los colegios e institutos.

En España, resalta el ejemplo del Programa de educación financiera de ABANCA. La entidad, a través de Afundación, desarrolla desde 2015 un amplio programa de educación financiera, inclusivo e integrador, que comprende un buen número de iniciativas dirigidas a mejorar los conocimientos financieros de la población en diferentes etapas de la vida, con especial atención a dos colectivos: escolares y mayores.

Las cifras hablan por sí solas: el curso pasado (2022-2023), las actividades organizadas en el marco de este programa llegaron en total a 201.169 personas, lo que supuso un incremento del 44% respecto al periodo 2021-2022. Uno de los grandes éxitos del programa es su apuesta por los formatos novedosos y divertidos.

Entre las diferentes propuestas dirigidas a escolares y alumnado de secundaria, destacan tres programas en formato digital: Segura-Mente, 'La loca aventura del ahorro' y 'Pon tu dinero a salvo'. Los tres son gratuitos y, el curso pasado, más de 170.000 estudiantes de toda España mejoraron su cultura financiera gracias a estas innovadoras iniciativas, aunque el banco y su Obra social también realizan actividades presenciales, destacando el Gran Prix Financiero o el ciclo de conferencias para jóvenes 'Tus finanzas, tu futuro', entre otras.

Una aventura financiera por toda España

 Segura-Mente, que suma más de 280.900 participantes desde sus inicios, está celebrando este año su sexta edición. En esta nueva convocatoria, los estudiantes de 2º y 3º ciclo de Primaria, Secundaria y FP Básica se han embarcado en una aventura única por todas las Comunidades Autónomas de España, incluyendo Ceuta y Melilla. La experiencia, llamada 'El Gran Tour', integra el aprendizaje financiero con elementos de historia, arte, literatura y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Este programa es la joya de la corona, pues ha sido reconocido por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con el premio 'Finanzas para todos', en la categoría de 'mejor iniciativa de educación financiera', y también fue galardonado por la CECA con el Premio Especial del Jurado para Educación Financiera en sus Premios de obra social y educación financiera 2019-2020.

Estudiantes del Colegio Lar de Vigo, ganadores del programa Segura-Mente en la categoría B, durante el acto de entrega del premio que se celebró en el centro escolar
Estudiantes del Colegio Lar de Vigo, ganadores del programa Segura-Mente en la categoría B, durante el acto de entrega del premio que se celebró en el centro escolarABANCA

Por otro lado, la pasada edición de 'La loca aventura del ahorro', se cerró con casi 80.000 estudiantes inscritos y más de 4.200 partidas jugadas. En la actualidad, los niños y niñas de 1º a 6º de Primaria pueden volver a divertirse con este juego digital. Además, durante este curso escolar se desarrolla también una nueva entrega de 'Pon tu dinero a salvo', una propuesta que permite trabajar temas de educación financiera y ciberseguridad con el alumnado de 2ª ciclo de ESO y FP Básica y Media.

A través de este programa con recursos para los docentes, los alumnos y alumnas se convierten en agentes especializados en seguridad digital, y aprenden a detectar las amenazas y estafas más comunes del entorno digital: redes sociales, juegos y apps maliciosas, trading y hasta criptomonedas. Como novedad, en esta segunda edición se pueden solicitar tutorías online con asesores pedagógicos. Y además, este año habrá una edición de ‘Pon tu dinero a salvo’ para personas mayores. El curso pasado participaron cerca de 20.000 jóvenes estudiantes de toda España.

En conjunto, estos tres programas ofrecen materiales y recursos que se adaptan a la programación escolar, de acuerdo con el objetivo de Afundación y ABANCA de fomentar la educación financiera y el desarrollo de habilidades esenciales en los estudiantes de toda España. Pero el banco también mantiene el apoyo a otras iniciativas de educación financiera como el programa Young Business Talents, un juego de simulación empresarial que ofrece a los participantes la oportunidad de vivir la experiencia de gestionar una empresa. En su última edición participaron 10.634 estudiantes de 389 centros docentes españoles.

Capacitación digital y financiera de personas mayores

Promover la inclusión financiera de las personas mayores y ofrecerles el apoyo necesario para afrontar el proceso de digitalización es otro de los ejes principales de la educación financiera. En el caso de ABANCA, las propuestas dirigidas a este colectivo se desarrollan en los Espazos +60 de Afundación, un programa que se está ampliando por múltiples municipios y provincias.

Esta iniciativa tiene como objetivo mejorar la inclusión y la seguridad financiera de la población de mayor edad, especialmente de aquella que suele estar menos digitalizada. El año pasado se desarrolló en Galicia la primera edición del programa, con 52 acciones formativas en las que participaron más de 600 personas. Pero este año, la segunda edición se está ampliando a otros territorios estratégicos para el banco. Hasta el momento, en 2023 se han organizado 55 sesiones.

Sesión de capacitación digital para personas mayores que tuvo lugar en el municipio de Vilariño de Conso (Ourense)
Sesión de capacitación digital para personas mayores que tuvo lugar en el municipio de Vilariño de Conso (Ourense)ABANCA

Hay dos tipos de actividades. Unas se centran en que los participantes tengan una visión completa de cómo funciona el cajero y otras, en que adquieran nociones en ciberseguridad. Por un lado, se enseñan cuáles son las operaciones más habituales que se pueden realizar en los cajeros, mostrándolas a través de una demostración en el propio dispositivo. Por otro, se facilitan consejos básicos de seguridad y se realiza prevención contra el fraude. El objetivo es ofrecer consejos para operar de forma segura con las tarjetas, los cajeros o la banca móvil.

Y lo mejor: las personas encargadas de impartir las sesiones son voluntarias y voluntarios de ABANCA, que se desplazan hasta los espacios donde se organizan las jornadas, habitualmente centros cívicos y sociales que cuentan con una programación de actividades específica para el colectivo de edad avanzada. También se promueve así la cercanía con los participantes y que se puedan solucionar al momento todas las dudas que planteen, con ejemplos prácticos en caso de ser necesario.