Nissan plantea a los trabajadores retrasar el cierre de su fábrica de Barcelona más allá de junio de 2021

Exige a cambio que reanuden la producción y acordar las condiciones de cierre en la fecha señalada. Hoy jueves deberán cerrarse las negociaciones

El cierre de las plantas de Nissan en Barcelona podría alargarse incluso después de junio del año que viene, según se ha expuesto en la reunión que han mantenido la dirección de la empresa con los representantes de los trabajadores. Pero a cambio la parte social deberá aceptar la negociación planteada para el cierre definitivo de los tres centros de Zona Franca, Montcada i Reixach y Sant Andreu de la Barca. Hoy jueves se celebrará la última de las reuniones y se espera que haya un acuerdo entre las partes.

Aunque en algunos puntos como el marco legal del acuerdo a alcanzar las posiciones son opuestas, en otros apartados hay un consenso, como por ejemplo en lo relacionado con la búsqueda de alternativas para lograr alternativas para las plantas afectadas y las ayudas a las empresas proveedoras para encontrar alternativas de carga de trabajo adicional. La empresa mantiene la propuesta de no despidos traumáticos hasta diciembre de 2020 y la voluntad de trabajo conjunto para buscar soluciones.

La empresa se compromete a estudiar alternativas de recolocación con el objetivo de reducir la afectación del ERE y a negociar términos y condiciones de salida para el supuesto de que no haya alternativas viables de reindustrialización. El objetivo es alcanzar un posible acuerdo entre las partes, antes del fin del período de consultas, que incluya el reinicio de la producción en las plantas de la Zona Franca, Montcada y Sant Andreu tras la parada técnica de verano. No obstante, en el caso de que no se lleguen a materializar avances en la negociación, la compañía ha declarado que “tendrá que seguir adelante con el calendario previsto de acuerdo al proceso legal en curso e implementar la solución menos deseada para todas las partes”.