El Chiringuito de Pedrerol: Hay que blindar a Vinicius
foto-autor

El Madrid pagó 45 millones de euros por él. Por un chaval de 17 años. Por una futura estrella del fútbol. Le ficharon la temporada pasada y ha sido el mejor de esta pretemporada en Estados Unidos. Al menos ha sido el que más ilusión ha generado entre una afición más necesitada que nunca de buenas noticias tras la dolorosa marcha de Cristiano.

Un jugador diferente

Vinicius ilusiona porque es un futbolista diferente y con algo especial en sus botas. Por su cambio de ritmo. Por su regate. Por su verticalidad, que tanto gusta en el Bernabéu. Por su desparpajo con el balón. Pero todo esto ha servido únicamente para que acabe jugando en Segunda B con el Castilla. No lo entiende el madridismo, no lo entienden en Brasil y no lo entiende absolutamente nadie.

Despropósito

Vinicius jugó ayer en el Alfredo di Stéfano junto a chicos con los que no entrena durante la semana y a los que ni siquiera conocía. Seguro que estuvo la noche anterior intentando aprenderse al menos sus nombres. Un despropósito. Lopetegui ha conseguido que el antimadridismo se cebe con Vinicius y haga chistes y memes con él. Lo que le faltaba a un chico que cumplió 18 años hace un mes: ser objeto de todas las mofas. El entrenador del Madrid es el encargado de cuidar a las estrellas del equipo. Si no se encarga él, nadie más lo va a hacer. ¡Rectifica, Julen!

La milonga de la edad No. No vale hablar de la edad. Me viene a la cabeza Raúl González, que entrena al Cadete B del Madrid (el sábado perdió contra el Alcorcón en la Youth Cup). Valdano le hizo debutar con sólo 17 años en La Romareda. Tuvo el arrojo de apostar por el talento de ese niño, y acertó de pleno. Todo es cuestión de valentía. Lopetegui debería tomar nota.

Se le protege con minutos

No se protege a Vinicius dejándole en Segunda B, sino dándole minutos con el primer equipo para que gane confianza. Así se adaptaría más rápido al fútbol español y a todo lo que significa el Madrid. Toda la semana escuchando a Lopetegui... ¡y Vinicius termina la semana jugando a las órdenes de Solari! Pobre chaval.

Nadie lo entiende

El madridismo ha recibido pocos fichajes ilusionantes este verano y Vinicius es lo poco a lo que se agarraba para afrontar esta temporada con algo de optimismo. Está necesitado de alegrías. Vinicius es el que había despertado más expectación y entusiasmo por su forma de jugar y lo han bajado al Castilla. Casi nadie lo entiende.

Pizarra... y corazón

El fútbol no es sólo táctica. El fútbol va más allá de la estrategia, de la técnica o del físico. El fútbol es, sobre todo, ilusión. Esos 15 minutos finales contra el Getafe... una aparición de Vinicius habría levantado al Bernabéu. El fútbol no está sólo en la pizarra, pertenece también al corazón del aficionado. Hay que blindar a Vinicius. Que no le estropeen. Que no le conviertan en el nuevo Robinho. Si no le protege su entrenador, mal irá el chaval y también el Madrid.