Exclusiva: Amnistía Internacional y la agencia de inteligencia británica MI6: ¡socios peligrosos!

Amnistía InternacionalLa Razón

¿Existe algún vínculo entre Amnistía Internacional y los servicios secretos británicos? El caso revelado por el último informe de la ONG británica sobre Marruecos es una verdadera bomba que corre el riesgo de salpicar a la organización que supervisa los derechos humanos y la libertad de expresión en todo el mundo.

En su último informe del 22 de junio de 2020, Amnistía Internacional acusó a Marruecos de espiar el teléfono móvil de Omar Radi, un periodista en formación a través de una aplicación israelí. El gobierno marroquí rechazó rotundamente la acusación y el jefe de gobierno envió una carta a la ONG exigiendo pruebas, que la ONG no pudo proporcionar 5 días después de la solicitud.

Pero, ¿qué hace el MI6 en la historia? El portavoz del gobierno marroquí, Said Amzazi ha declarado hoy que el periodista en cuestión estaría relacionado con un oficial de un servicio de inteligencia extranjero sin nombrar ni al agente ni al servicio.

Sin embargo, según fuentes creíbles familiarizadas con el asunto, es un agente británico del MI6 con una experiencia muy dilatada adquirida en las zonas de conflicto más candentes. Estuvo destinado en Irán en 1979, justo después de la revolución del ayatolá, en Moscú, en Afganistán…

También fue asesor del gobierno de Su Majestad Británica para asuntos de la Commonwealth. Su nombre apareció en el famoso Wikileaks de Snowden.

Su interés en el periodista marroquí y su contacto regular con él proviene de la misión del agente del MI6: recopilar tanta información como le fuera posible sobre Marruecos, especialmente de la parte norte del país y el Rif.