Feijóo, Cataluña y la operación «eixample»

«La antigua clientela de centro derecha catalanista de CiU bajara incluso recalar en el PP si se salva el factor sentimental

FOTO: David Zorrakino Europa Press

Jaume Vicens Vives (1910-1960), autor de la histórica «Noticia de Cataluña» (1950), tan mencionada como menos leída, proponía que Cataluña abandonara sus reticencias tradicionales hacia España y liderara la democratización y modernización de todo el Estado. Exaltaba el espíritu pactista de los catalanes, pero también advertía del peligro de que el factor sentimental echara todo a perder. Vicens Vives, que hoy hubiera sido un catalanista moderado, no sabría a quién votar ahora en Cataluña, apuntan en círculos de lo que durante años se conoció como la «burguesía» de Barcelona y que ha dejado de existir o, por lo menos, de tener la influencia que tuvo. «En Cataluña ya no hay ningún referente del centro derecha, ni lo va a haber», comenta un empresario cercano durante años a la vieja y extinta Convergencia i Unió. No está solo, aunque muchos que piensan igual todavía no se atrevan a proclamarlo a los cuatro vientos. El éxito del PP en Andalucía ha sido, sin embargo, un revulsivo. Apuntan que si el PP de Feijóo hace lo mismo que ha hecho Juanma Moreno, si deja de enredarse en las polémicas de la lengua y del procés y se centra en la economía, puede tener más que un cierto éxito en Cataluña. Votantes tradicionales de CiU, catalanistas de centro derecha, están a un tris de votar al PP ante la deriva de Junts y del PSOE y el caos de ERC, materializado en lo que consideran «ineficiencia absoluta» de la Generalitat. Puede repetirse, pero al revés, el fenómeno del País Vasco, en donde muchos partidarios del PP votan al PNV para contrapesar y limitar el auge de Bildu. Recuerdan también que, primero UCD y luego el PP, llegaron a tener más de una docena de diputados en el Principado. Hoy, bastantes votan a Vox, pero los partidarios de Ciudadanos y muchos de los de la antigua Convergencia, buscan donde recalar. Los catalanistas más de centro, los desafectos de un PSOE que creen entregado al extremismo, grupos de empresarios y profesionales, creen que Feijóo tiene una oportunidad. Hablan entre ellos de una especie de «operación eixample» u «operación Baviera», el pacto del centro derecha catalán con el del resto de España. Van a tantear a Feijóo, pero temen que el factor sentimental pueda arruinarlo todo, porque como dijo Cambó, «Cataluña es un pueblo morbosamente sentimental».