MENÚ
domingo 16 junio 2019
18:31
Actualizado

La fragmentación pasa factura

Tiempo de lectura 2 min.

14 de abril de 2019. 22:56h

Comentada
14/4/2019

Los bloques electorales de izquierda y centroderecha mantienen un equilibrio con escasa influencia ponderable aún de los primeros días de campaña. Según el tracking de esta semana de NC Report para LA RAZÓN, la alianza a la andaluza (PP,Cs y VOX) se mantiene a duras penas por encima de la mayoría absoluta, aunque en la parte alta de la horquilla con 178 diputados, que no en la baja en la que se queda en 172. Ciudadanos y Vox han perdido fuelle en estos siete días y han retrocedido entre uno y dos escaños. El PP se mantiene en los 99/101, que permiten sumar de momento. En el pacto de la moción de censura, la izquierda, los separatistas y los proetarras llegan a una mayoría suficiente por los pelos en la hipótesis más optimista. Aquí se benefician de una ligera mejoría del PSOE con 111/113 y una cierta recuperación de Podemos con dos parlamentarios más hasta 31/33. Como en los anteriores estudios, la fragmentación sigue mermando las opciones del centroderecha sin que hasta la fecha se atisbe una concentración de electores en torno al PP, que permanece estable. La necesidad del voto útil en el centroderecha no es un recurso caprichoso, sino que es una necesidad para frenar la posibilidad de cuatro años de retroceso democrático, económico y social.

Últimas noticias