La lactancia no transmite el VIH en madres con carga viral indetectable

La VI Edición de la reunión Hibic reúne a los principales expertos nacionales e internacionales sobre esta enfermedad

Más de 400 expertos en VIH nacionales e internacionales se han reunido este fin de semana en Madrid con motivo de la celebración de la VI edición de Hibic (Hitos en Investigación Básica y Clínica en VIH/sida), organizada por Gilead Sciences, para analizar los hitos más relevantes publicados en 2019 en VIH, en cuanto a investigación básica, epidemiología y Salud Pública y ciencia clínica.

Con relación a los avances en el área de la epidemiología, coordinada por Santiago Moreno, del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, se han seleccionado tres trabajos orientados a conocer cómo controlar esta infección para lograr frenar la epidemia. Uno de ellos fue el de la doctora Alison Rodger, de la University College London, quien publicó los estudios Partner. En él se explica cómo una persona con carga viral indetectable no transmite el virus ni en relaciones de hombres que tienen sexo con hombres ni entre hombres y mujeres heterosexuales. Es un estudio muy amplio que se quedará como histórico y que demuestra que, independientemente de la práctica sexual o de si hay enfermedades de transmisión sexual o no, la transmisión es cero. Sin embargo, y según las fichas técnicas de los antirretrovirales, podría existir una posibilidad residual de trasmisión.

Por su parte, la doctora Catriona Waitt, de la University of Liverpool, presentó su investigación sobre la ausencia de transmisión del virus entre madres e hijos vía lactancia en mujeres con carga viral indetectable. En la actualidad, es una práctica que no está recomendada ya que, aunque el VIH si se transmite durante el embarazo y/o el parto, no hay suficiente evidencia científica con respecto a la lactancia materna.

La parte de ciencia clínica, coordinada por Ramón Arribas, del Hospital Universitario de La Paz de Madrid, estuvo centrada en la relación entre la profilaxis preexposición (PrEP) y las infecciones de transmisión sexual (ITS). «Hay una preocupación sobre si la estrategia de PrEP puede conllevar un aumento de éstas por la reducción del uso del preservativo».

Para debatir sobre este tema se invitó a tres expertos con experiencia en la materia de Australia, país modelo en cuanto a su estrategia para controlar la epidemia. Uno de ellos muestra «un aumento en la incidencia de ITS en aquellos que inician de PrEP. Sin embargo, los autores consideran que tener a un usuario en un programa de profilaxis es una oportunidad para impulsar la prevención y hacer un diagnóstico precoz de ITS. No hay que olvidar que la mayoría de las infecciones de transmisión sexual son curables mientras que el VIH no lo es. Tampoco hay que olvidar que estas infecciones ya están aumentando en España antes de la implantación de la PrEP», comentó el doctor Arribas.