Sociedad

El estrés se manifiesta en la boca

Herpes labiales, bruxismo, enfermedades periodontales, caries, dientes astillados, desgastados (e incluso rotos), son algunos de los efectos del estado de ansiedad y agitación que vivimos en nuestra salud dental.

El estrés es la principal causa del bruxismo.
El estrés es la principal causa del bruxismo.

“Apretar los dientes” o “crujir de dientes” son expresiones coloquiales que se han acuñado por la relación directa que existe entre experimentar emociones negativas (como el miedo, la tensión o el nerviosismo) y nuestra boca. Por eso, no parece extraño que la situación generada por la pandemia de Covid-19 esté causando estragos en nuestra salud dental. Los dientes desgastados, astillados e incluso rotos se han convertido, según los odontólogos de Doctoralia, en el principal motivo de consulta al dentista desde abril. Además, los especialistas alertan de que problemas como el bruxismo, que afecta a casi un 75% de la población, se están agravando y cronificando.

“Cada vez que estamos preocupados, sin darnos cuenta, descargamos tensión en nuestras muelas. Esta tensión, a largo plazo, provoca de forma fisiológica que nuestras muelas se desgasten, se astillen nuestros dientes y, finalmente, se acaben rompiendo", explica Ana Cabeza, odontóloga de la plataforma especialista en Estética dental y Bruxismo. “Además, hay personas que manifiestan otros síntomas que abarcan desde la articulación temporomandibular (ATM), que une la mandíbula con el cráneo, dolores en los músculos faciales (especialmente en el músculo masetero), ruidos cercanos al oído (chasquidos), e incluso es muy frecuente tener sobrecargadas las cervicales a nivel de la C6 y C7. Todo ello provocado por la tensión y presión que hacemos con nuestros dientes al juntarlos fuera de los hábitos normales de la masticación y de la deglución, y a las malas posturas que adoptamos cuando trabajamos frente al ordenador, en las ‘home-office’ improvisadas”, añade.

Cómo detectarlo

Los dentistas recomiendan estar atento a estos signos que indican que podemos estar teniendo una lesión en los dientes o las muelas a causa del estrés y la tensión: muelas desgastadas o agrietadas; dientes que presentan un aspecto grisáceo, transparente; tensión frecuente en las cervicales e incluso noches sin poder dormir y migrañas matinales.

Tratamientos

La solución pasa, primero, por reconstruir y reforzar las muelas o dientes desgastados. Después, conviene usar un protector bucal específico que disminuya el hábito inconsciente de apretar los dientes. “De esta manera se evita que se desgasten y que se pierda dimensión vertical del tercio facial inferior, que es irreversible y envejece el rostro”, comenta la odontóloga de Doctoralia, quien a su vez desaconseja absolutamente caer en la tentación de comprar una férula de descarga o el protector bucal por internet. “Es necesario que cumpla unos requisitos específicos de calidad y que solucione el problema. Si no es así, puede perjudicar al paciente pudiendo alterar la mordida”, añade.

Higiene dental y Covid-19

El Consejo General de Dentistas y la Fundación Dental Española (FDE) han advertido de que mejorar la higiene bucodental es “clave” en la prevención de complicaciones derivadas de la Covid-19, ya que el acúmulo de ‘biofilm’ oral derivado de una higiene ineficaz origina la inflamación a nivel gingival, que está relacionada con un aumento de complicaciones en los pacientes. Y es que se ha comprobado que las personas que presentan una boca enferma, tienen “mucho mayor riesgo de desarrollar una neumonía por coronavirus”. Además, al ser la mucosa oral, nasal y los ojos las principales vías de entrada del virus, los expertos refuerzan la idea de que una mala salud oral incrementa el riesgo de sufrir enfermedades sistémicas, pudiendo originar complicaciones cardíacas, pulmonares, problemas en el embarazo o empeorar una diabetes.