Cirugía mínimamente invasiva con Da Vinci: La esperanza en el cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas ha sido considerado como una enfermedad con una evolución fatal. Pero en los últimos años, nuevos medicamentos y cirugías más precisas y seguras han mejorado de forma importante su evolución y ha permitido abrir una esperanza ante un diagnóstico afirmativo

“Operar con da Vinci permite una cirugía mínimamente invasiva con precisión, un mejor control y una recuperación más rápida del paciente”.Da VinciLa Razón

Aprovechando que el próximo día 19 se celebra el Día Mundial del Cáncer de Páncreas, hablamos con el Dr. Esteban Cugat Andorrá, Jefe de la Unidad de Cirugía Hepatobiliopancreática del Servicio de Cirugía General Hospital Universitario Germans Trías i Pujol y Profesor Asociado en la Universitat Autònoma de Barcelona.

¿El diagnóstico precoz es clave?

El diagnóstico en las fases iniciales es muy importante para conseguir buenos resultados. Los síntomas iniciales más frecuentes son la aparición de un tinte amarillo en la piel o en los ojos, así como la orina oscura como coñac, incluso sin dolor abdominal. Puede ser un único síntoma o acompañarse de pérdida de peso y del apetito. La aparición de una diabetes de inicio brusco en la edad adulta también puede ser un signo de alerta a tener en cuenta. Ante estas situaciones, acudir al médico es fundamental para realizar una ecografía o TAC abdominal.

¿A qué tipo de pacientes afecta más?

Este tumor afecta en mayor proporción a hombres. Fumar es un factor que predispone en su aparición, así como los antecedentes familiares siempre deben tenerse en cuenta.

¿Operar es la mejor solución?

La cirugía se considera actualmente el tratamiento de elección y es el que permite una posible curación. Hay que destacar que esta cirugía es compleja y puede considerarse una de las más difíciles de la cirugía abdominal porque el páncreas se sitúa en la parte profunda del abdomen y está en contacto con el intestino, conducto biliar y grandes venas y arterias, lo que dificulta a menudo la extirpación del órgano con el tumor. La cirugía se realiza habitualmente con una gran incisión que provoca una agresión importante, con un postoperatorio complejo y una disminución del sistema inmunitario del paciente, importante para defenderse del tumor.

El sistema robótico da Vinci es la plataforma más innovadora para cirugía mínimamente invasiva.Da VinciLa Razón

Pero la tecnología nos aporta ayudas...

Así es. El sistema robótico da Vinci es la plataforma más innovadora en la actualidad para cirugía mínimamente invasiva. Con el robot da Vinci, el cirujano no opera directamente sobre el paciente, sino que lo hace sentado en una consola desde donde maneja virtualmente unas pinzas. La visión en tres dimensiones, con un aumento de hasta 10 veces, nos permite trabajar con una gran precisión, es como si estuviéramos dentro del paciente. El sistema traduce los movimientos de las manos en impulsos que son trasmitidos de forma literal a los brazos robóticos, permitiendo llegar a zonas de difícil acceso con gran precisión y evitando dañar otras estructuras.

¿Qué ventajas tiene una operación realizada con el sistema robótico da Vinci?

Las ventajas son incuestionables en términos de precisión y aumento del control, se reducen las pérdidas hemáticas y las posibilidades de infección. Con el robot es más fácil el acceso en anatomías complicadas, se elimina el temblor fisiológico o movimientos involuntarios del cirujano, así como el cansancio postural tras largas horas de intervención.

Estas ventajas repercuten de forma directa en el paciente, ya que el tamaño de las incisiones es claramente menor, lo que deriva en un mejor y más corto periodo post-operatorio, menos dolor, menos posibilidades de complicaciones, así como una mejor evolución del cáncer al no alterar las defensas del paciente. En definitiva, una más rápida incorporación a la vida diaria.

¿Da Vinci tiene otras aplicaciones?

En el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol se apostó por la cirugía robótica y se incorporó en diferentes especialidades (Cirugía General, Urología, Otorrinolaringología, Cirugía Torácica y Ginecología). En el año 2018 se inició un programa pionero en un hospital público de cirugía robótica de Hepatobiliopancreática dentro de la unidad de cirugía HPB y en el que se han

realizado 78 casos con resultados muy satisfactorios. La plataforma robótica Da Vinci es muy útil en lo que se conoce como cirugía conservadora de parénquima, que significa extraer todo el tumor sin dejar residuos pero conservar el máximo de tejido sano. Es una herramienta importante en el tratamiento de metástasis hepáticas de cáncer de colon y en el tratamiento de tumores benignos de páncreas.

¿Hasta dónde puede llegar la cirugía robótica?

Los sistemas robóticos probablemente en un futuro no muy lejano incorporen imágenes de realidad aumentada, análisis de datos y navegación que ya vemos en muchas aplicaciones. Es un futuro que ya está aquí hoy.

Dr. Esteban Cugat Andorrá

En 1983 inició su residencia en el Hospital Clínic de Barcelona hasta 1988, y participó en el inicio del programa de trasplante de hígado de 1988 hasta 1996. En esa época se formó en cirugía abierta y específicamente en cirugía HPB (Hepatobiliopancreática). En 1990 se incorporó al servicio de cirugía del Hospital Universitario Mutua Terrassa para desarrollar la unidad de cirugía HPB donde fueron pioneros en cirugía laparoscópica hepática en España.

En 2017 formó una unidad de cirugía HPB conjunta entre el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol y el Hospital Universitario Mutua de Terrassa con un área de influencia de más de un millón de habitantes, siendo hospital de referencia para esta cirugía HPB compleja. En el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol está desarrollando el programa de cirugía robótica como parte de la cirugía HPB y, por otro lado, un programa de cirugía hepática extrema que permite tratar a pacientes desahuciados.

El Robot Da Vinci

En la actualidad, el sistema robótico da Vinci es la plataforma más innovadora para cirugía mínimamente invasiva que está revolucionando el sector hospitalario. Más de 70 centros en España cuentan ya con esta ayuda en sus quirófanos, con el que realizan cirugías urológicas, de ginecología oncológica, cirugía torácica, cirugía cardiovascular, cirugía general y otorrinolaringología.

El primer sistema quirúrgico da Vinci llegó a España en 2005 y, desde entonces, se han operado más de 30.000 pacientes con el sistema da Vinci.

www.abexsl.es

www.abexsl.esAbesxlLa Razón