Los pacientes cardíacos tienen tres veces más probabilidad de tener diabetes

Casi el 30% de los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias tienen diabetes, según un gran estudio de la Sociedad Europea de Cardiología

Los pacientes cardíacos tienen tres veces más probabilidad de tener diabetes
Los pacientes cardíacos tienen tres veces más probabilidad de tener diabetesBoehringer IngelheimBoehringer Ingelheim

Aunque la epidemia de la Covid-19 atrapa ahora todas las miradas, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares siguen siendo el gran reto de los sistemas de salud en todo el mundo. Y ambas patologías van de la mano, ya que casi el 30% de los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias tienen diabetes, según un gran estudio publicado hoy por el Día Mundial de la Salud en la Revista Europea de Cardiología Preventiva, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC).

La obesidad y la falta de ejercicio son factores de riesgo comunes tanto para la diabetes como para las enfermedades cardíacas y nuestros resultados destacan la necesidad urgente de mejorar la nutrición y elevar los niveles de actividad a nivel mundial”, asegura la autora del estudio, la Dra. Emmanuelle Vidal-Petiot del Hospital Bichat-Claude Bernard, París, Francia, quien hace hincapié en que “los países más afectados por la diabetes también se encuentran en el epicentro de la epidemia de obesidad, que puede atribuirse en parte a la urbanización y los cambios asociados en la actividad física y la ingesta de alimentos”.

Este fue un análisis del registro CLARIFY, que incluyó a 32.694 pacientes con síndromes coronarios crónicos de 45 países de Europa, Asia, América, Oriente Medio, Australia y África. Los pacientes se inscribieron entre 2009 y 2010 y se les realizó un seguimiento anual durante cinco años. Todos los resultados clínicos adversos medidos en el estudio ocurrieron con mayor frecuencia entre los pacientes cardíacos con diabetes en comparación con aquellos sin diabetes. Cuando los investigadores compararon la probabilidad de resultados desfavorables en las personas con diabetes en comparación con las personas sin diabetes, ajustaron los análisis en función de múltiples factores que podrían influir en la relación, incluidos la edad, el sexo, el tabaquismo, el índice de masa corporal, la presión arterial, los medicamentos y otras afecciones.

La doctora Vidal-Petiot confirma que “la diabetes se vinculó con peores resultados incluso en las áreas con la prevalencia más baja. En Europa, por ejemplo, la diabetes se vinculó con un 29% más de riesgo de resultado combinado de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o muerte cardiovascular. Esto indica que se debe mejorar el manejo de estos pacientes de muy alto riesgo con enfermedades cardíacas y diabetes. Cada país debe identificar a estos pacientes y proporcionar programas educativos y de prevención personalizados“. Por ella, la experta concluye que “no se puede exagerar la importancia de una alimentación y una vida saludables. Todos pueden reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes con control de peso y ejercicio, y se necesita una detección temprana para controlar el azúcar en la sangre. Las personas con enfermedades cardíacas y diabetes también necesitan un estilo de vida activo y una buena dieta para proteger su salud. Evitar fumar es fundamental, al igual que controlar la presión arterial y los niveles de colesterol“.