Sociedad

Así es la variante india del coronavirus que tiene en alerta al mundo

Un joven con mascarilla para protegerse de la nueva variante de la Covid en Bangalore (India). EFE/JAGADEESH NV
Un joven con mascarilla para protegerse de la nueva variante de la Covid en Bangalore (India). EFE/JAGADEESH NVJAGADEESH NVEFE

Después de las variantes británica, sudafricana y brasileña, los temores se ciernen ahora sobre la B.1617, que fue detectada al oeste de India el pasado mes de octubre. Esta variante que presenta unas 15 mutaciones, se la llama “doble mutante” porque contiene dos mutaciones relativas a la proteína “Spike” que permite al SARS-CoV-2, virus causante de la Covid-19, penetrar en el organismo humano. Se trata de la E484Q, similar a las variantes sudafricana y brasileña. La segunda, la L452R, podría ser capaz de provocar un aumento de la transmisión. De hecho, no es la primera vez que se detectan estas mutaciones, pero sí la primera vez que se descubren juntas en una variante.

Aunque en realidad serían tres clados (ramas evolutivas del virus): B.1.617.1, B.1.617.2 y B.1.617.3. “Los tres clados aparecieron en la India, probablemente descendientes de un ancestro común allí hace algún tiempo”, según comenta en Twitter el Dr. Jeffrey Barrett , director de la Iniciativa de Genómica COVID-19 en el Instituto Wellcome Sanger en el Reino Unido, que sostiene que pronto, al menos en Reino Unido podría perder el apellido de “doble mutante”, ya que “la variante que ha atraído la atención es B.1.617.1, pero curiosamente B.1.617.2, que * no * tiene la mutación E484Q está enriquecida en las secuencias más recientes en el Reino Unido y otros lugares. Así que la etiqueta ya tonta de “doble mutante” tiene aún menos sentido ahora”.

¿Es realmente peligrosa?

Cuatro meses después de su detección en India, varios países notificaron su presencia en sus respectivos territorio. En concreto, Reino Unido ha notificado 272 secuencias, EE UU (109), Singapur (67), Alemania (nueve), Bélgica (cuatro), Suiza (3), Irlanda (3) y Países Bajos (dos), entre otros. De hecho, países como Italia, Nueva Zelanda, Hong Kong, Singapur y Emiratos Árabes Unidos se han blindado cerrando fronteras con India. Nuestro país, en cambio, al no tener vuelos directos con India, sigue sin cerrar fronteras con los ciudadanos que puedan venir desde allí haciendo escala en otros países.

Pese a la preocupación por la ola de contagios que se están produciendo en la India, lo cierto es que de momento se desconoce si esta variante es o no más contagiosa que el resto, más letal o más resistente a los sueros que se están inoculando. Hay científicos que consideran que podría ser más contagiosa debido al ritmo de expansión que ha tenido en India, donde pasó de ser el origen de entre el 15 y el 20% de los casos del país a finales de marzo a suponer ya más del 60% de los casos. Sin embargo, lleva meses en otros lugares y todavía no ha despuntado rápidamente, por lo que podría no ser tan transmisible como la británica. A eso hay que añadir que en la lucha contra la pandemia también hay que tener en cuenta las medidas de protección, como el distanciamiento social. Y es que aún es pronto para poder afirmar si esta variante es más peligrosa que las actuales. En todo caso, la situación preocupa, ya que uno de cada tres contagios en el mundo se produce en la India.

En cuanto a si para esta variante sirven o no las vacunas actuales, Estanislao Nistal, virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, manda un mensaje de tranquilidad: “Cuando hay mucha circulación del virus, como en el caso de la India en estos momentos, esto aumenta las posibilidades evolutivas del SARS-CoV-2, tratando de adaptarse mejor al humano y tratando también de sortear el efecto de los anticuerpos en los inmunizados. Pero la variante india, sea con una o dos mutaciones, por lo que se ha visto en modelos experimentales con mutaciones similares, no va a impedir que la vacuna siga funcionando. Quizá baje la efectividad para protegernos frente a la infección, pero la protección frente al Covid-19 grave y la muerte debería de seguir siendo igualmente efectiva con las vacunas que tenemos en España”.