Sociedad

Sanidad prescinde por tercer mes consecutivo de trabajadores del sector pese a estar a las puertas de la sexta ola

Durante noviembre se han perdido casi 9.000 puestos de trabajo en Sanidad, motivo por el cual el sindicato CSIF prepara futuras movilizaciones

FOTO: Elvira Urquijo A. EFE

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, lamentó hoy la pérdida de 8.973 empleos en la Sanidad durante el mes de noviembre, como ponen en evidencia los datos de la Seguridad Social dados a conocer hoy.

Se trata del tercer mes consecutivo en el que se destruye empleo en la Sanidad (-13.311 en septiembre, -36.252 en octubre y los citados -8.973 en noviembre).

En este sentido, CSIF denuncia la grave irresponsabilidad de las diferentes administraciones teniendo en cuenta la llegada del frío y las enfermedades asociadas a esta época del año. Hay que tener en cuenta además que la destrucción de empleo se produjo en vísperas de la sexta ola de la Covid y ante el inicio de la campaña de vacunación.

Sin embargo, estos últimos días las comunidades autónomas, ante las presiones de CSIF, están anunciado la prórroga de contratos Covid, cada una con un criterio y número diferente. No obstante, el sindicato rechaza este planteamiento a corto plazo, ya que se deberían “incorporar estos contratos a las plantillas estructurales de los centros, con vocación de permanencia en el tiempo y no solo enfocados a situaciones puntuales como cada vez que hay un repunte en los contagios”, precisan.

Por tanto, la Sanidad afronta esta situación en precario y con déficit de personal y no nos podemos permitir prescindir de ningún empleo. Por este motivo, el sindicato prepara movilizaciones que se harán públicas en próximas fechas.

“Desde CSIF, ya avisamos que las comunidades autónomas están finiquitando miles de contratos de refuerzo que se realizaron en el contexto de la pandemia, pese a las dificultades que todavía atraviesa el Sistema Nacional de Salud por la situación de abandono en la que les han sumido durante los últimos años administraciones de uno y otro signo político. Son muchos los motivos por los que CSIF ha tomado la decisión de movilizarse, además de la precariedad que describimos. En estos momentos CSIF tiene una extrema preocupación por la situación que están padeciendo los profesionales de Atención Primaria. Además, la negativa de la Administración a considerar la jubilación anticipada por medio de coeficientes reductores para el personal de la Sanidad nos hace tomar esta decisión”, explican en un comunicado.

Por otra parte, en pleno debate sobre la reforma laboral y la temporalidad de nuestro mercado laboral, el sindicato advierte de que en el caso de las administraciones públicas la tasa de temporalidad se sitúa en el 31,6%, diez puntos por encima del sector privado.