Estos son los pescados que debemos evitar dar a nuestros hijos hasta los 10 años

Aunque son fundamentales para una dieta equilibrada, debido al alto contenido de mercurio de algunas especies, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda a mujeres embarazadas, en lactancia y niños evitar su ingesta ya que “puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo”

Pescado azul
Pescado azul FOTO: La Razón La Razón

Es conocido por todos que el pescado es un alimento fundamental en cualquier dieta saludable, Sanidad recomienda comer tres o cuatro raciones a la semana, pero la contaminación de las aguas de mares y océanos de todo el mundo afecta especialmente a algunas de las especies que llegan a nuestra nuestros platos. No solo hay que prestar atención al anisakis, ya que el consumo de alimentos con una elevada dosis de mercurio “puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo” e, incluso, “estar presente en la leche materna”, según alerta la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan). El mercurio, por su parte, es un contaminante presente especialmente en el pescado azul y en el pescado en conserva, y en menor cantidad, en el pescado blanco, por lo que se recomienda a mujeres embarazadas, en lactancia y niños evitar la ingesta de algunas especies de pescado. Aún así, para el resto de adultos, la Aesan recomienda que estas clases de pescado se tomen menos de una vez por semana.

El problema en España

GRAFCVA652. VALENCIA, 23/12/2020.- Vista general de un puesto de pescados y mariscos en el Mercado Central de Valencia. EFE/Kai Försterling
GRAFCVA652. VALENCIA, 23/12/2020.- Vista general de un puesto de pescados y mariscos en el Mercado Central de Valencia. EFE/Kai Försterling FOTO: Kai Försterling EFE

Según una investigación realizada en la Universidad de Granada en 2009, los niños que comen pescado más de tres veces por semana presentan un peor rendimiento en las áreas cognitivas, ejecutivas y perceptivo-manipulativas, mientras que aquellos con mayores niveles de exposición a mercurio muestran un retraso en las áreas cognitivas, verbales y de memoria. Y aunque es un problema global, en nuestro país la cuestión se agrava, ya que los niños españoles están expuestos a mayores niveles de este metal pesado que la media europea, según denunció, en 2016, Joan Grimalt, organizador de la red internacional sobre Salud Infantil, Medio Ambiente y Seguridad (INCHES en sus siglas en inglés) y profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA). “El pescado del Mediterráneo tiene niveles altos de mercurio, a veces incluso por encima de los niveles recomendados para el consumo humano por la UE, lo que hace que, dada la tradición de consumo de pescado en España, los niños españoles están expuestos a niveles de mercurio mucho más altos que los del resto de la UE”, explicó.

¿Qué especies debemos evitar?

Hákarl servido. Su textura, como la del resto de los tiburones, es muy gelatinosa.
Hákarl servido. Su textura, como la del resto de los tiburones, es muy gelatinosa. FOTO: Xfigpower Creative Commons

Las especies a las que debemos prestar más atención por su alto contenido en mercurio son: el pez espada/emperador, atún rojo (Thunnus thynnus), tiburón, cazón, marrajo, mielgas, pintarroja, tintorera y lucio. La Aesan explica que la cantidad de mercurio en los peces está relacionada con su posición dentro de la cadena trófica, por lo que los peces depredadores, de gran tamaño y más longevos son los que comúnmente presentan concentraciones más elevadas. No obstante, estos niveles pueden variar ampliamente en función de la edad el tamaño del animal o el área geográfica de la que procede.