Sociedad

La ola que no existe

Ha aumentado de manera visible el número de ingresos en los hospitales, con mil casos más en apenas cuatro días

Una sanitaria atiende a un paciente de la UCI del Hospital de Basurto en Bilbao
Una sanitaria atiende a un paciente de la UCI del Hospital de Basurto en Bilbao FOTO: Miguel Toña EFE

Oficialmente la séptima ola del coronavirus SARS-CoV-2 ni ha existido ni existe, aunque la realidad es que desde hace un par de meses los casos de covid se vienen sucediendo en la población, de manera que es bastante habitual encontrar en nuestro entorno a personas contagiadas o familiares de contagiados. Hemos perdido ya la cuenta de las variantes, aunque se nos dice ahora que en la medida en que pierde fuerza la denominada «sigilosa» BA.2, toman el relevo los sublinajes BA.4 y BA.5, según el último informe del Ministerio de Sanidad.

Lo cierto es que ha aumentado de manera visible el número de ingresos en los hospitales, con mil casos más en apenas cuatro días, llegando a 653 la media de afectados por cien mil habitantes. En otra época esa cifra hubiera sido preocupante, ahora no se tiene casi en cuenta debido a la denominada estrategia de «gripalización». Afortunadamente, en el 55% de los ingresos no se detecta neumonía, sino más bien gripes severas, y la mayoría de las veces de personas con síntomas leves. Sí que extraña el hecho de que se trate de cuadros respiratorios no habituales en estas épocas del año.