Alimentación

Ya se sabe cuántas manzanas hay que comer al día para evitar "hacernos ancianos"

Un estudio de Harvard revela que el consumo adecuado de esta fruta mantiene a las personas alejadas del declive funcional, las caídas o la dependencia

Manzanas
ManzanasFreepik

En inglés, hay un refrán que dice "an apple a day keeps the doctor away" y que significa "una manzana al día mantiene al doctor en la lejanía". Ahora, una nueva investigación publicada en la revista American Journal of Clinical Nutrition podría darle la razón a este dicho, pues un grupo de científicos de la Universidad de Harvard ha estudiado a la sustancia que hace que esta fruta sea tan saludable, determinando incluso cuántas hay que tomar al día y qué beneficios tienen de cara a prevenir algunas consecuencias de la senectud o de "hacerse anciano".

Las manzanas, a parte de estar presentes en las historias de todos los tiempos (desde el episodio de Adán y Eva hasta en cuentos como Blancanieves), son muy beneficiosas para nuestra salud. Entre otras cosas, porque son ricas en sustancias fitoquímicas y antioxidantes y ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre. También previenen los problemas cardiovasculares o las inflamaciones (artritis o asma) y, como guinda, sacian el apetito.

Pero la nueva investigación ha determinado que el verdadero secreto oculto de las manzanas es el flavonol, un compuesto dietético que puede reducir la "fragilidad del anciano", una dolencia que se calcula que padecen entre el 10 y el 15% de los adultos mayores, según el estudio, aunque es posible que esté infradiagnosticada. De hecho, un 50% de la población entre los 70-75 años sufre de "prefragilidad".

La "fragilidad" entendida como afección se caracteriza por el declive de una buena funcionalidad. Los síntomas para detectar ancianos frágiles son por lo general caídas, fracturas, alteraciones en la movilidad y el equilibrio o debilidad muscular. Además, este trastorno geriátrico está relacionado con situaciones de discapacidad y o de dependencia.

En este sentido, el flavonol puede ser un remedio natural para mejorar la salud e incluso contribuye a evitar esta dolencia propia de la vejez, según el estudio de Harvard. Un flavonol clave para combatir la fragilidad es la quercetina, un compuesto de sabor amargo que se encuentra en frutas como la manzana, pero también en otros alimentos que enumeramos más adelante.

De hecho, el trabajo de Hebrew SeniorLife (HSL) de la Universidad de Harvard, cuestiona la principal recomendación dietética para prevenir la fragilidad, basada principalmente en el aumento de la ingesta de proteínas.

Manzanas
ManzanasPixabay

¿Cuántas manzanas debemos comer al día?

"Nuestros hallazgos sugieren que por cada 10 miligramos más de ingesta de flavonoles al día, las probabilidades de fragilidad se reducían en un 20%", escriben los autores del estudio en un comunicado de prensa. Traducido a manzanas, "los individuos pueden consumir fácilmente 10 mg de ingesta de flavonoles al día, ya que una manzana de tamaño medio tiene alrededor de 10 mg de flavonoles".

"Aunque no hubo una asociación significativa entre la ingesta total de flavonoides y la fragilidad, una mayor ingesta de flavonoles (una de las subclases de flavonoides) se asoció con menores probabilidades de desarrollar fragilidad", continúan los investigadores Shivani Sahni y Courtney L. Millar.

"En concreto, la mayor ingesta de quercetina fue el flavonoide que tuvo la asociación más fuerte con la prevención de la fragilidad. Estos datos sugieren que puede haber subclases particulares de flavonoides que tienen el mayor potencial como estrategia dietética para la prevención de la fragilidad".

¿Qué alimentos contienen el flavonol quercetina?

Además de la manzana, existen otros alimentos que contienen quercetina, como las bayas (incluyendo los diversos tipos de moras y frutos rojos), las uvas, las cebollas, el ajo chalote, las alcaparras, los tomates, la miel, las semillas, los frutos secos (como las nueces), las flores, la corteza de los árboles, las hojas, los vinos y los tés.

Las moras contienen antocianinas, que tienen propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas
Las moras contienen antocianinas, que tienen propiedades antiinflamatorias y antimicrobianasLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

La fragilidad puede empezar a los 40 años

Aunque podría pensarse que la fragilidad es un trastorno que únicamente afecta a las personas mayores, un estudio revela que puede comenzar a los 40 años. Investigadores de la Universidad de Flinders descubrieron que la "prefragilidad" aparece en un sorprendente 45% de las personas de 40 a 49 años. Es aproximadamente el mismo porcentaje de personas mayores que la experimentan.

"No hace falta tener 70 u 80 años para encaminarse hacia la fragilidad. La edad no importa", afirma Sue Gordon, profesora de Flinders y catedrática de Cuidados Restaurativos en el Envejecimiento, en un comunicado de la universidad. "El éxito de las intervenciones para un envejecimiento saludable y la autogestión debería comenzar al menos en la cuarta década de vida, centrándose en estos factores que contribuyen a la prefragilidad y la fragilidad".

Así, los investigadores de Harvard animan a comer más manzanas y otros alimentos basados en vegetales. Asimismo, advierten de la necesidad de continuar analizando el papel de la dieta en esta y otras enfermedades, pues este artículo es uno de los primeros estudios que examinan exhaustivamente el papel de los flavonoides en la dieta para la prevención de la fragilidad.