Sanidad sube el riesgo de contagio del coronavirus de bajo a moderado

Fernando Simón pide a la población que no use mascarillas: “Sólo están recomendadas a pacientes con sintomatología”

Thumbnail

España ya suma once infectados de coronavirus en las últimas 36 horas. Al matrimonio de turistas alojado en Tenerife, hay que sumar otros dos infectados en el mismo hotel del sur de la isla, un segundo caso en Barcelona, otro segundo en Madrid y el primero en Andalucía, concretamente en Sevilla y uno en La Gomera. En la Comunidad Valenciana, de momento, no se han aumentado los diagnósticos. Allí el contador se mantiene a uno, el hombre que permanece ingresado en el Hospital La Plana de Vila-real. De momento, todos los casos menos el de Sevilla son importados de Italia, donde se han registrado 59 nuevos contagios en menos de 24 horas. Pero, la rapidez con la que se transmite el virus, como se ha visto en otros países, ha hecho que Salud Pública tenga que mover ficha y prepararse para la transmisión local del patógeno. De hecho, algunas fuentes advierten que con el caso del hombre de Sevilla, que se infectó sin haber viajado a ninguno de los lugares de riesgo, «queda acreditado» que el patógeno ha circulado desde hace días sin ser identificado. Por ello, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, explicó ayer en rueda de Prensa, que «el riesgo de transmisión local se sube a moderado para reactivar la capacidad de detección», si bien ha especificado que la alerta no es la misma en todas las comunidades. «El riesgo por lo general en España es bajo, pero en determinadas zonas donde se han detectado positivos la alerta puede llegar a ser incluso alta», porque, tal y como explicó, alrededor de estos focos puede multiplicarse la propagación. No obstante, Simón quiso llamar a la calma y pidió a la población que no use mascarillas. «Solo están recomendadas a pacientes con sintomatología», aclaró. Su objetivo de en cada comparecencia siempre ha sido rebajar el alarmismo de la población. Y, sobre todo, evitar episodios de histeria, como el que protagonizó ayer un médico en el Hospital Clínico de Málaga, que fue expedientado al tratar de llevarse «a su pueblo» 12 cajas de mascarillas con filtro. También se intentaron robar otras tantas del Hospital Infanta Leonor de Madrid.

Sobre los nuevos protocolos adoptados por Sanidad, Simón recordó que hay una nueva definición de caso: serán considerados sospechosos de tener Covid-19 aquellos que provengan de zonas de riesgo (ya no solo es China, también Irán, Corea del Sur, Singapur, Japón y cuatro provincias del norte de Italia) , y presenten un cuadro respiratorio grave para el que se hayan descartado otras patologías. En este sentido, avanzó que las Comunidades Autónomas podrán hacer nuevas pruebas diagnósticas a aquellos ingresados que tengan este cuadro clínico para descartar el coronavirus.

España mira muy de cerca la situación en Italia. «El intercambio de personas entre ambos países es enorme y nos preocupa el brote que hay allí», reconoció el director del Centro de Emergencias Sanitarias. Pese a los nuevos y rápidos contagios en los últimos días en nuestro país, Simón indicó que «la situación en España no ha cambiado sustancialmente pero tenemos que tener cuidado», especialmente por la proximidad con Italia: «En este momento es lo que más nos preocupa, el brote en ese país. Es cierto que en algunos puntos se puede comparar esta enfermedad con otras que circulan actualmente y decir que es menos grave, pero también es verdad que es una enfermedad nueva y un problema al que hay que responder de forma global, tanto con los países de la Unión Europea, como con el resto, no individualmente».

Uno de los colectivos que se siente más desprotegido frente al virus, es la Policía y la Guardia Civil, que se quejan de que no se les haya dado una pauta clara de actuación para prevenir el contagio de coronavirus. El 24 de enero, la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía ordenó a los agentes trasladados a puestos fronterizos que extremeran las medidas higiénicas, peroel sindicato SUP que esto no es suficiente y pidió adoptar «ya» mejoras en los protocolos y medios materiales, para no tener así que actuar con improvisación Por su parte, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) admitió que no es necesario crear alarma social, a la par que exigió que les trasladen «normas de actuación», especialmente para «los grupos de trabajo que están más expuestos frente a este tipo de amenaza».

Mientras, desde la Comisión Europea contienen la respiración por las consecuencias a nivel sanitario, social y económico que podría acarrear la propagación masiva del Covid-19. Ayer, la comisaria de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides pidió en rueda de Prensa en Roma que no se extienda el alarmismo «Estamos ante una situación preocupante, pero no debemos caer en el pánico», declaró. Asimismo, Kyriakides ha reiterado el apoyo de los Veintisiete a mantener abiertas las fronteras, ya que el cierre, a su juicio, es una medida «desproporcionada e ineficaz», aunque en todo caso es una medida que compete a los estados miembro.

El Gobierno de España, de momento, no se plantea adoptar este tipo de medidas drásticas. No establecerá cierres ni controles adicionales en las fronteras. Tan solo recomienda, que no prohíbe, no viajar a zonas de riesgo. «Actualmente no son necesarias más medidas», respondió Simón.