Castells: “El Covid-19 nos lleva a un modelo humanamente superior”

El aplauso de las ocho “no es sólo a los sanitarios, sino a otros tipos de relación y de vida”

El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado/Foto: Ricardo Rubio /Europa Press

En la universidad “hay un acuerdo general para que ningún estudiante pierda el curso”, porque la idea de acabarlo de manera presencial “es bastante hipotética”, ha dicho el ministro de Universidades, Manuel Castells. Y es que, en las primeras dos semanas de mayo “es muy probable que aún haya un cierto confinamiento” con lo que, ante la duda, “las universidades están tomando decisiones en contacto con sus consejerías” sobre cómo abordar el fin de curso, ha dicho en una entrevista para Telemadrid. Sin embargo, más allá de su labor como ministro de Universidades, Castells vaticina como sociólogo y economista de reconocido prestigio que con la crisis generada por el Covid-19 “podremos ir a un modelo humanamente superior, aunque tengamos que pasar por una crisis económica, que sólo podremos superar si tenemos otros valores. Ahora estamos reconstruyendo nuestra capacidad de vivir”. Según el ministro, “lo que hay que tener muy claro es que el mundo que hemos dejado hace dos meses no volverá ni social ni económicamente ni en el tipo de políticas ni de personas. Ahora estamos valorando la belleza de esos momentos de la vida a los que no hemos dado importancia porque estábamos en nuestra carrera loca para cubrir tareas muchas veces sin saber por qué”.

El ministro y sociólogo asegura que la crisis sanitaria nos ha permitido valorar “lo importante que son las relaciones personales, la familia, las amistades, los amores y cómo esto, aunque sea de manera no presencial, es lo que nos mantiene y hemos constatado la solidaridad de nuestra sociedad con nuestros mayores”.

En su opinión, “el aplauso que hacemos a las ocho va mucho más allá del que damos a los sanitarios. Es un aplauso a otro tipo de relación, a otros tipos de vida”. Ahora más que nunca considera que cualquier recorte o cortapisa a la sanidad y la salud “es suicida en un mundo lleno de peligros por la globalización de algunas enfermedades”.