España alcanza el millón de contagiados

Nuestro país se consolida como el quinto con más infecciones del mundo y el primero de toda la UE siete meses después de que Fernando Simón augurara que no iba a haber «más allá de algún caso diagnosticado»

España va a a alcanzar en las próximas horas el millón de personas contagiadas por el virus causante de la Covid-19. Algunos medidores estadísticos en tiempo real como Worldometer apuntan incluso que la barrera ya ha sido sobrepasada. En la tarde del martes, este contador cifraba las infecciones en nuestro país en 1,029 millones. Otros más conservadores como el de la prestigiosa Universidad Johns Hopkins situaba el número en 974.449. Por su parte, el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) lo mantenía en la misma cifra y el Ministerio de Sanidad lo elevaba a 988.322. Atrás quedan las famosas declaraciones del 31 de enero en las que Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y protagonista de esta pandemia, aseguraba rotundo que «nosotros creemos que España no a a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado».

Siete meses después de aquel patinazo histórico, que no ha tenido consecuencia política alguna ni para él ni para su jefe, el ministro Salvador Illa, nuestro país lidera las estadísticas más negras de toda la pandemia a nivel mundial. Encabeza, por ejemplo, el ránking europeo de contagios, con un único país rozándole los talones, Francia, que contabiliza 910.277 casos, según el ECDC. Italia y Alemania registran, por ejemplo, menos de la mitad de infecciones, y entre casi 30 estados no suman en conjunto más contagios que España, lo que ha situado a nuestro país como el farolillo rojo en el control de la pandemia a nivel continental.

A nivel planetario, nuestro país pelea codo con codo con Argentina por la quinta plaza y sólo tiene por delante a cuatro naciones mucho más grandes y pobladas: Estados Unidos, India, Brasil y Rusia, ésta última cada vez más cerca, pese a contar con casi 146 millones de habitantes por los 47 millones de España. En estos siete meses ha dado tiempo también para que España entre en el «top 5» de muertes por Covid-19 por millón de habitantes. Con las 34.210 oficiales contabilizadas por el Ministerio de Sanidad, sólo nos superan San Marino, que registra 1.237 con apenas 33.953 habitantes; Perú, que contabiliza 1.021 por millón de habitantes para una población de 33,1 millones; Bélgica, con 900 y una población dd 11,6 millones, y Andorra, que tiene 77.303 ciudadanos y alcanza una tasa de 802.

En total, España contabiliza 732 fallecidos por millón de habitantes. Con las cifras de exceso de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística (INE), que apunta a cerca de 60.000 fallecimientos adicionales a lo largo de este año con respecto al pasado sin mediar ningún factor especial que lo justifique salvo la pandemia de Covid-19, nuestro país se situaría en primer lugar de todo el planeta, sobrepasando también a San Marino.

Pero no son estas las únicas estadísticas en las que suspende España. Lo hace, por ejemplo, en la práctica de pruebas PCE y test de antígenos y otras pruebas de detección, al no lograr entrar siquiera entre los 25 países que más hacen por millón de habitantes, el mejor medidor para poder comparar. De hecho, según Worldometer, ocupa el puesto 27, con 331.545 pruebas por cada millón de personas. Muchas menos que las practicadas en países pequeños como las Islas Feroe, Andorra, Luxemburgo, Mónaco o Malta, pero también que estados grandes como Islandia, Israel, Dinamarca, Estados Unidos, Rusia, Reino Unido o Bélgica, por citar sólo algunos ejemplos. Aunque España está pagando los platos rotos de sus malos resultados durante la primera ola, las perspectivas de futuro tampoco son halagüeñas. En esta segunda ola de la pandemia supera ya las 5.000 muertes, contabilizadas desde el mes de junio, y algunas proyecciones, como la realizada por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) de la Universidad de Washington, en Seattle, no invitan precisamente al optimismo.

Este organismo, creado por la Fundación Bill y Melinda Gates, pronostica que en nuestro país podrían producirse otras 25.000 defunciones adicionales de aquí al 1 de febrero del próximo año con medidas de control de la pandemia parecidas a las que se están aplicando en este momento. Esta proyección aporta una cifra media de una horquilla que se mueve entre las 18.122 muertes adicionales en el mejor de los casos y las 30.616 en el peor. Si se relajaran las medidas de confinamiento y el uso de mascarillas de protección por parte de los ciudadanos, la cifra podría dispararse hasta los 111.527 decesos. Un millón de casos después, España se sitúa también el «top ten» en el número de pacientes críticos a los que atiende actualmente. Worldometers sitúa la cifra en 1.857, aunque por delante se sitúan países con mayor población.