Sanidad espera inmunizar a diez millones de personas en España con la vacuna de Pfizer a principios de 2021

Illa asegura que la vacuna será gratuita y se distribuirá a través del Sistema Nacional de Salud

El Gobierno calcula que las primeras dosis de la vacuna de Pfizer estarán ya en España a finales de este mismo año o, como muy tarde, a principios de 2021. Así lo aseguró este martes en TVE, el titular de Sanidad, Salvador Illa, quien, además, afirmó que su departamento espera contar en breve con unos 20 millones de dosis para inmunizar a unos 10 millones de españoles.

“Esperamos que esta semana o la que viene se puedan firmar contratos con compañías como Pzifer. Si todo fuera bien, las dosis llegarían a principios del año que viene", insistió hoy Illa. “Calculamos que llegarán unos 20 millones de dosis de Pzifer, que podrían inmunizar a unos 10 millones de personas” a través del Sistema Nacional de Salud, que va a distribuir estas dosis “de manera gratuita”.

Este lunes las compañías Pfizer y Biontech anunciaban que su vacuna es eficaz en más del 90 por ciento, tras el “éxito” del primer análisis intermedio de su ensayo de fase 3.

La vacuna será distribuida y administrada acorde con lo que digan los expertos en vacunación. “Hace meses hay un grupo de trabajo con las CCAA y el ministerio de Sanidad para fijar los parámetros de a quién hay que administrarla, (...) alineando los criterios con el resto de socios europeos”, ha señalado el ministro.

Illa, a pesar de los estudios que apunta a que casi el 50 % de los españoles rechazaría inocularse la vacuna en los primeros momentos, se mostró convencido de que no habrá falta forzar a la población. “Creo que la ciudadanía va a reaccionar bien, por tanto no creo que haga falta hacerla obligatoria, aunque es algo que no podamos descartar”, apuntó.

Así, para convencer a la población de que se vacunen, “el Gobierno va a hacer los que hemos venido haciendo, explica la verdad a la ciudadanía, y la verdad es que las vacunas salvan vidas”. Así, ha vuelto a recordado que su fabricación se realiza con criterios de seguridad, y que existe un marco regulatorio europeo y estadounidense “muy estricto”.

El titular de Sanidad, ha insistido en que el confinamiento domiciliario en España podrá evitarse si los ciudadanos van “cumplimiento a las medidas” adoptadas por cada comunidad autónoma.

Illa ha destacado “con toda la prudencia del mundo”, una “relativa estabilización de los casos” en los últimos cinco días. “Estamos alrededor de los 530 casos por 100.000 habitantes. Es un dato, dicho con prudencia, de estabilización interesante”, ha repetido.

En esta línea, y pese a que los datos de hospitalización y de fallecidos “van con decalaje y han registrado incrementos”, Illa se ha mostrado optimista respecto a las medidas adoptadas por los ejecutivos autonómicos. En algunos territorios, como Andalucía, “habrá que esperar dos semanas” para conocer el impacto de las disposiciones que entran en vigor esta semana.

“Queremos ser rigurosos en esto y evaluar el resultado de las medidas antes de tomar medidas más drásticas que creemos que si se da cumplimiento a las medidas, podemos evitarlo”, ha apostillado.

Eso sí, pese a no recurrir por ahora al confinamiento domiciliario, el ministro ha dejado claro que la Navidad no será “igual que el año anterior”, aunque su departamento intentará “que las familias se puedan reunir” y que la gente pueda “celebrar actos religiosos.” “Vamos a ver cómo llegamos al mes de diciembre, pero vamos a tener que trabajar conjuntamente para ver qué recomendaciones y medidas tomamos”, ha zanjado.