Avanza la desescalada pese al repunte de casos

Madrid abre los bares una hora más, Galicia amplía aforos y Sanidad plantea abrir pubs hasta las dos: «Es pronto para soltar riendas», dicen desde la Sociedad Española de Salud Pública

Thumbnail

La campaña de vacunación continúa a buen ritmo. Aproximadamente, el 60% de los mayores de 60 años y, aunque las vacunas están haciendo su efecto en la protección de los grupos más vulnerables, la curva de contagios se ha estabilizado.

Desde el final del estado de alarma, hace tres semanas, el aumento de la movilidad ha provocado repuntes en algunos territorios . En Cantabria, por ejemplo, ha subido tres puntos la incidencia este fin de semana y en Extremadura se registraron ayer 51 contagios, 7 más que la jornada anterior. En Andalucía, la tasa de contagios no ha parado de crecer también este fin de semana. Solo el sábado se notificaron más de 1.500 contagios. Por eso, el gobierno de Juan Manuel Moreno, ha decidido retrasar una semana más la aprobación de la fase 2 de su desescalada, cuando en un principio estaba previsto para mañana.

El estancamiento de la curva también ha provocado que el Gobierno vasco no haya dado luz verde a la ampliación del horario de la hostelería, que está vigente hasta las 23 horas, uno de los más restrictivos del país. El órgano que asesora al gobierno vasco se reúne hoy de nuevo para valorar la situación.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, teme que a las puertas del verano y con la apertura de la temporada turística los contagios vuelvan a dispararse entre la gente joven que todavía no está vacunada. Por eso, ayer volvió a pedir «pruedencia» ya que «el virus sigue estando ahí y en los últimos días hemos notado un ligero aumento que hay que parar». El sábado se notificaron 217 casos, el dato más alto de la semana, aunque la incidencia de esta región es la más baja del país después de Ceuta, con tan solo 32 casos por cada 100.000. La situación epidemiológica es de riesgo bajo, pero la llegada del turismo y las fiestas ilegales –solo el sábado se pusieron más de 1.000 multas– hacen temer que todo el esfuerzo quede en vano. Hay que recordar que esta comunidad es una de las más restrictivas: es la única, junto a Baleares, que mantiene activo el toque de queda.

Hostelería FOTO: Antonio Cruz

La apertura del ocio nocturno es otro de los caballos de batalla. La Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) del 14 de agosto de 2020, que todavía sigue vigente, prohíbe la apertura de pubs, tan solo permite las terrazas y hasta la una. El miércoles, el Consejo Interterritorial decidirá si abrir los interiores hasta las dos y sin pista de baile.

Tres semanas después del fin del Estado de Alarma, todavía hay regiones que se piensan si abrir estos lugares. Las últimas en avalarlo han sido La Rioja y Asturias. Cataluña baraja la reapertura del ocio nocturno para la festividad de Sant Joan, el 21 de junio y desde la patronal urgen a hacerlo antes. Aseguran que tener cerrados los pubs propicia los botellones y las reuniones privadas en casas sin ningún tipo de control de aforo. El sábado , de hecho, se volvieron a vivir de nuevo botellones masivos en Barcelona, sobre todo por la playa y la zona del Born, que llevaron a los agentes de policía a desalojar a más de 10.000 personas.

Bares hasta la 01.00

No obstante, hay comunidades con una clara situación favorable. Las Comunidad de Madrid cerró la semana con una caída del 20% de los contagios y por primera vez desde hace nueve meses los ingresados en planta bajan del millar. Esto ha propiciado que el gobierno de Isabel Díaz Ayuso relaje las restricciones. A partir de hoy la hostelería podría abrir hasta la 01.00 horas de la madrugada. Además, aumenta de cuatro a seis el número máximo de comensales por mesa dentro de los establecimientos y de seis a ocho el de las terrazas. El Gobierno regional adoptó esta decisión después de que la incidencia acumulada de contagios de Covid-19 a 14 días haya caído hasta los 215 casos, 30 puntos menos que hace una semana.

Galicia, por su parte, también ha dado un paso más en la desescalada. Ayer ya se ampliaron las reuniones y los aforos en ciertas actividades y lo hace con los indicadores epidemiológicos a la baja. Los casos de covid-19 han bajado de los 2.400, la cifra más baja del último mes y medio. El horario en hostelería se mantiene hasta las 23 horas pero se amplían los aforos: las reuniones pasan de 6 s un máximo de 10.

Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública, reconoce que «los números son muy positivos» y «permiten ir retomando paulatinamente la normalidad». No obstante, recuerda que la pandemia no se ha terminado y aún queda mucha gente por vacunar. «Desde la Sociedad Española de Salud Pública decimos que es muy pronto para soltar riendas completamente».