Salud

EE UU convoca una reunión de urgencia por los casos de miocarditis en adolescentes vacunados con Pfizer y Moderna

En total se han reportado 226 casos que afectan principalmente a varones después de haber recibido la segunda dosis de alguna de las dos vacunas de ARN mensajero

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna Moderna
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna ModernaJAVIER BELVEREFE

Los jefes de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han convocado una reunión de emergencia para evaluar los casos de inflamación cardíaca que se están registrado entre los jóvenes que han recibido las vacunas contra la Covid-19 de Pfizer y Moderna.

Las autoridades de salud de Estados Unidos aseguran que el número de casos detectados es mayor de lo esperado. En total se han reportado 226 casos de miocarditis, que afectan principalmente a adolescentes varones y adultos jóvenes, después de haber recibido la segunda dosis de las vacunas de ARN mensajero.

El próximo 18 de junio se llevará a cabo la reunión para valorar estos casos de miocarditis y pericarditis después de las inyecciones, según recoge Daily Mail.

De los 226 afectados, tres están en cuidados intensivos, 15 están hospitalizados y 41 tienen síntomas continuos. El resto, 167, se ha recuperado.

No obstante, los CDC señalan que todavía no está claro si estas afecciones están relacionadas con las vacunas, por lo que continúan instando a todas las personas de 12 años o más a que se vacunen.

La miocarditis es una inflamación del músculo cardíaco que puede desarrollarse después de sufrir algunas infecciones. Cuando es severa, puede causar insuficiencia cardíaca o arritmias.

No es la primera vez que se asocia la administración de vacunas de ARN mensajero con casos de inflamación cardíaca.

Israel anunció a finales a principios de mes los resultados de un estudio que vinculaba la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y docenas de casos de miocarditis entre pacientes, principalmente al sexo masculino, y menores de 30 años.

La investigación detalló que el vínculo “es más fuerte” entre adolescentes, de 16 a 19 años y que “se debilita cuanto mayor es la edad del individuo vacunado”.

En Europa, La Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) avaló a finales de mayo que el antídoto de Pfizer pueda ser administrado a los adolescentes entre los 12 y los 15 años. De esta forma, el fármaco se convierte en la primera vacuna que podrá ser inyectada en la Unión Europea en esta franja de edad.

Además, la EMA comenzó este martes a evaluar la ampliación del compuesto de la compañía Moderna para incluir a los jóvenes de 12 a 17 años. Según informó el organismo en un comunicado, el resultado de la evaluación se espera “para el mes de julio, a menos que se necesite información adicional”.

.