Estos son los efectos para el cuerpo de beber cerveza cada día

Existen varios inconvenientes para nuestro organismo por tomar alcohol de forma asidua

Un tubo de cerveza, en las instalaciones del Leganés Beer Festival.
Un tubo de cerveza, en las instalaciones del Leganés Beer Festival. FOTO: Isabel Infantes Europa Press

Beberse una cerveza muy fría un día caluroso de verano puede ser un placer inigualable. Pero no solamente en la época estival esta bebida se encuentra presente en nuestras vidas, durante todo el año la cerveza es el rey de los brebajes y compite ferozmente con el vino en el primer puesto en España.

La importancia de la cerveza en nuestro país es total. En los últimos años, además, la producción de todo tipo de este brebaje se ha aumentado de forma exponencial con cientos de variedades para todos los gustos.

Desde cervezas rubias clásicas a las IPAS para los más modernos, muchos son los tipos de cerveza que podemos encontrar en bares y supermercados. Incluso, la llegada de nuevas variedades artesanales de esta bebida a establecimientos ha colocado la cerveza en un nuevo nivel.

España es uno de los países que más cerveza consume. Aun así, se encuentra lejos de otros países como Eslovaquia que copan las listas de máximos amantes de esta bebida.

Este brebaje cuenta con miles de años a sus espaldas. Existen documentos que acreditan que la cerveza ya se encontraba presente en el antiguo Egipto, un dato que la acredita como una de las bebidas con mayor historia del mundo. Desde entonces, no ha dejado de crecer la pasión por esta fermentación que cuenta con auténticos amantes.

Aunque su popularidad sea total sigue siendo una bebida alcohólica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este tipo de brebajes debe limitarse a unos 20 gramos de forma diaria, el equivalente a dos copas de vino o cerveza en hombre. Aun así, muchos expertos desaconsejan esta recomendación y llaman a eliminar por completo el alcohol o convertirlo en ocasional.

Así, si decidimos consumir cerveza o alcohol cada día debemos tener en cuenta que los efectos en cuerpo que estos generarán. Varios estudios han analizado a lo largo de los años los posibles daños de esta que repasamos a continuación.

El consumo de cerveza puede favorecer en algunos contextos, existen más efectos negativos que positivos.
El consumo de cerveza puede favorecer en algunos contextos, existen más efectos negativos que positivos. FOTO: FernandoRuso

Los efectos de beber cerveza cada día

Aunque es cierto que la ingesta de esta bebida puede favorecer en algunos contextos, existen más efectos negativos que positivos. Aun así, un estudio español consiguió demostrar que dentro de una dieta saludable, una ingesta controlada de cerveza podía ayudar en cierta manera a luchar contra enfermedades cardiovasculares.

Llegados a este punto, cabe destacar que esto resulta una excepción. Los efectos del consumo de cerveza y alcohol a diario cuentan con una larga lista de negatividad. El primero se trata de un mayor riesgo de depresión según diferentes estudios que analizaron bebedores asiduos con esporádicos.

Además, el consumo diario también se relaciona con la obesidad, enfermedades hepáticas y cáncer. Más de 30 gramos al día aumenta de forma evidente la aparición de la cirrosis y de cáncer, especialmente en garganta y boca.

En relación a las calorías cada cerveza aporta alrededor de 150 calorías vacías, algo que puede suponer un descontrol si no se lleva una dieta variada y saludable. El malestar estomacal también esta ligado a esta bebida de forma diaria. Daños en el estomago o esófago son dos de los más comunes.

Por último, el consumo diario también se relaciona de forma directa con el mayor riesgo de muerte. Los bebedores más asiduos y con problemas suelen presentar mayores muertes prematuras que aquellos que la ingieren de forma ocasional o no consumen alcohol.