El “batch cooking”: la revolucionaria técnica para cocinar un día y disfrutar durante toda la semana

Debido al ritmo de vida que llevamos, sacar tiempo para preparar la comida o la cena puede llegar a suponer un problema, no obstante existen métodos que pueden hacer que ahorremos gran cantidad de tiempo en esta tarea, además de proporcionarnos una alimentación saludable

Batch Cooking
Batch Cooking FOTO: Dreamstime Dreamstime

En muchas ocasiones, el ritmo de vida al que nos enfrentamos no nos permite disfrutar de una gran cantidad de tiempo libre, sobre todo si tenemos alguna persona a nuestro cargo. Sacar tiempo para cocinar todos los días es un problema al que se enfrenta la mayoría de la población. No obstante, existe métodos que pueden permitirnos ahorrar bastante tiempo en esta tarea. Uno de los más populares, es el “batch cooking”, que significa literalmente “cocinar por lotes” y gracias a esta técnica no tendremos que cocinar todos los días, tan solo deberemos recalentar y disfrutar de una deliciosa comida.

¿En qué consiste?

Libro de recetas saludables con el método Batch Cooking (Vivir mejor)
Libro de recetas saludables con el método Batch Cooking (Vivir mejor) Amazon

La técnica del “batch cooking” es un método por el cual un cocinero prepara una gran cantidad de un alimento en específico de una sola vez y luego lo almacena en porciones para su uso posterior. La mayoría de las veces, los alimentos “hechos en lotes” se congelan, pero también se pueden refrigerar o guardar en recipientes herméticos, dependiendo de cómo se vayan a usar. Algunas personas utilizan estas técnicas como una forma práctica de preparar diferentes comidas con anticipación para sus familias, mientras que otras lo usan como un método para producir una gran cantidad de alimentos para, por ejemplo, un evento multitudinario.

La idea básica detrás del “batch cooking” es crear varios lotes de una comida o plato en particular para que pueda combinarse con otros rápidamente. Cocinar múltiples lotes es, generalmente, bastante eficiente, ya que todos los ingredientes se pueden comprar y cocinar juntos. Asimismo, la mayoría de los cocineros que utilizan este método, usan algo así como un proceso de línea de ensamblaje, lo que permite ahorrar tiempo. Una persona que ha hecho todos los preparativos, cocinado y limpiado con anticipación, por lo general tiene poco más que hacer que descongelar o recalentar los alimentos para crear un delicioso plato, a menudo, en un momento.

Los usuarios familiarizados con este método tienden a dedicar un día a la semana o al mes a cocinar y luego almacenan los productos terminados en recipientes congelados sellados. Esta puede ser una excelente manera de alimentar a una familia o dividir las comidas individuales en porciones listas para recalentar.

El “batch cooking” también puede ser una buena opción a la hora de alimentar a una multitud. Los servicios de catering a menudo usan este proceso cuando preparan un plato que se servirá durante una fiesta o un gran evento, por ejemplo.

¿Qué platos podemos preparar con esta técnica?

Lasaña fría de verduras, ricota y Grana Padano
Lasaña fría de verduras, ricota y Grana Padano FOTO: Ríos & Toth Gastronomía

Los platos únicos son algunas de las opciones más populares, los guisos, los platos de verduras y algunos platos de pasta, como la lasaña, se pueden congelar durante varios meses, para luego simplemente descongelarlos y recalentarlos. Las sopas también son una buena opción para cocinar por lotes porque son fáciles de duplicar o triplicar, además de ser muy fáciles de almacenar y recalentar. Muchas de las personas que congelan sopa utilizando la técnica del “batch cooking” reparten las porciones individuales o familiares con anticipación. De esta forma, una comida o cena saludable es tan rápida de “hacer” como seleccionar el recipiente adecuado y descongelarlo.

Los productos horneados también funcionan bien y, por lo general, se pueden almacenar durante bastante tiempo si se sellan correctamente. Los pasteleros a menudo producen más galletas, brownies o panecillos de los que se van a consumir de una sola vez. Mantener algunos almacenados les permite asegurarse que los dulces o los artículos de bollería siempre estén disponibles ante un aumento de la demanda puntual e inesperado.

Almacenamiento

congelador
congelador FOTO: La Razón (Custom Credit)

La mayoría de los cocineros recomiendan almacenar los alimentos en recipientes herméticos de calidad y congelarlos únicamente cuando el plato se haya enfriado por completo, ya que los alimentos tibios a menudo producen condensación, lo que puede provocar quemaduras por congelación y exceso de humedad cuando se recalientan. En la mayoría de los casos, los alimentos no deben almacenarse durante más de seis meses para maximizar el sabor, los aportes nutritivos y para garantizar una seguridad alimentaria adecuada. No obstante la congelación no es la única opción de almacenamiento para el “batch cooking”, los alimentos que se van a consumir en los próximos días se pueden refrigerar. El enlatado y la conservación son otras de las opciones que podremos manejar, aunque estos métodos son utilizados generalmente cuando se trata de frutas y verduras.

¿Qué lo diferencia del “meal prep”?

Comida preparada
Comida preparada FOTO: Pixabay

Aunque tienen muchos puntos en común, no es lo mismo. “Meal prep” significa literalmente “comida preparada”, y su diferencia con respecto al “batch cooking” es que mientras en este último guardamos por separado cada alimento, en el “meal prep” guardamos la comida ya preparada divida en raciones.