Muere de una hemorragia en su domicilio de Vitoria al esperar 22 minutos a una ambulancia

Montse Martín, viuda del fallecido, relata la angustia sufrida al ver como la asistencia médica no llegaba. La UVI móvil de Vitoria, la única de la capital alavesa, estaba ocupada, por lo que tuvo que venir una desde Mondragón

Álava solo tiene una ambulancia medicalizada para atender las necesidades de casi 330.000 habitantes. Montse Martín conoce bien las trágicas consecuencias de esta falta de UVIs móviles en el territorio. Esta ciudadana alavesa ha relatado cómo su marido, enfermo de cáncer, falleció en brazos de sus hijos tras esperar casi media hora en su domicilio de Vitoria la llegada de una ambulancia desde Mondragón (Guipúzcoa).

El 18 de mayo de 2021 su marido comenzó a encontrarse mal y parecía que se ahogaba. Mientras sus dos hijos le pedían que respirase, apareció sangre en su garganta y llamaron a la ambulancia. “No llegaba y no llegaba. Pasaron 10 minutos. Todas las vecinas comenzaron a llamar a la ambulancia y veía que cada vez mi marido tenía menos constantes, que se me estaba yendo”, explica.

“Vino la Ertzaintza a los 15 minutos e intentó ayudar. A los 20 minutos llegó la ambulancia y ya no pudieron hacer nada por él. Y cuando salió el de la ambulancia a decirme que mi marido había fallecido, le pregunté por qué no había venido antes. Se sentó conmigo y me dijo: ‘Lo siento, vengo de Mondragón y esos 22 minutos he tardado en venir’. Sólo pido que esto no le vuelva a pasar a nadie”, expone.

El PP denunciará en Bruselas la falta de UVIs móviles

La denuncia de Montse forma parte de los casos que el PP de Álava pretende incluir en un informe sobre la falta de ambulancias medicalizadas en la provincia. El partido ha anunciado su disposición a denunciar en las instituciones europeas la situación de la prestación sanitaria en Álava “ante la negativa constante y prolongada en el tiempo del Gobierno vasco de solucionar un problema”.

Laura Garrido, secretaria general del PP vasco y parlamentaria autonómica, ha destacado que el tiempo es un elemento fundamental para salvar vidas y que testimonios como el de Montse evidencian lo que está sucediendo en la Sanidad alavesa. “Las ambulancias operan en red, pero nadie entiende que se esté 22 minutos esperando en Vitoria a que una ambulancia, en una situación de vida o muerte, tenga que venir desde Mondragón”, ha resaltado Garrido, que ha incidido en que “hay un déficit que viene desde hace mucho tiempo y el PP de Álava y del País Vasco lleva muchos años denunciándolo y el PNV mira para otro lado”, ha criticado.

Como ha recordado la secretaria general del PP de Álava, Ana Salazar, “en Álava sólo contamos con una ambulancia medicalizada porque la otra UVI móvil sí que está ubicada en el municipio alavés de Llodio, pero más del 90% del servicio lo ejerce en Vizcaya; por lo tanto, sólo tenemos una única ambulancia medicalizada que dé servicio a todo el territorio alavés”. “La coordinación de emergencias es un desastre; en el mes de febrero las líneas de emergencias estuvieron más de 25 minutos colgadas”, ha ejemplificado.

Salazar ha denunciado que “los vecinos de la zona rural no llaman a la ambulancia, vienen a Vitoria-Gasteiz con su propio vehículo porque a los pueblos la ambulancia no llega”. “Álava es un territorio muy extenso, con pueblos muy pequeños y con alto porcentaje de personas mayores que necesitan y requieren más de este servicio”, ha añadido.

El PP ha informado de que activará una línea gratuita –el 900 100 945– para que cualquier alavés pueda denunciar hechos relacionados con la falta de UVI móvil en Álava. A partir de las reclamaciones recibidas, se realizará un informe pormenorizado y, posteriormente, el partido lo remitirá al Ararteko, al Gobierno vasco y a las instituciones comunitarias.