MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
11:17
Actualizado

Varios activistas por el clima detenidos tras cortar el tráfico en el Paseo de la Castellana a la altura de Nuevos Ministerios

Acciones como la de hoy, apoyadas por 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion Spain, están planteadas “con un claro carácter reivindicativo, festivo y fundamentalmente pacífico”.

  • Hay dos frentes de acción, uno situado en el puente de Nuevos Ministerios y otro en forma de acampada frente al Ministerio para la Transición Ecológica
    Hay dos frentes de acción, uno situado en el puente de Nuevos Ministerios y otro en forma de acampada frente al Ministerio para la Transición Ecológica /

    Extinction Rebellion Spain

Tiempo de lectura 4 min.

07 de octubre de 2019. 11:58h

Comentada
Antonio Añover.  7/10/2019

La Unidad de Intervención de la Policía Nacional (UIP) ha detenido a varios personas por resistencia y desobediencia a la autoridad y ha trasladado a 33 personas desalojadas tras ocupar esta mañana el puente sobre la Castellana de Madrid en Nuevos Ministerios, ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Desde primera hora de la mañana, centenares de activistas han ocupado el puente de Nuevos Ministerios, situado en el Paseo de la Castellana de Madrid, en lo que es una movilización causada por la posición de los gobiernos ante la extrema emergencia climática y social.

Estos activistas se han concentrado para rebelarse “por la inacción climática de los gobiernos”. Desde las 9:00 de la mañana tienen ocupada la zona de Nuevos Ministerios, en pleno centro de Madrid. Existen dos frentes de acción. Por un lado varios centenares de activistas han ocupado un puente de la calle Joaquín Costa que se eleva por encima del Paseo de la Castellana, en las inmediaciones de Nuevos Ministerios. Muy cerca de allí otros cientos de activistas han improvisado una acampada frente al Ministerio para la Transición Ecológica.

La plataforma 2020 Rebelión por el Clima y el movimiento Extinction Rebellion Spain fueron los que llamaron al apoyo de las acciones. Aseguran que, frente al colapso del que advierte la comunidad científica, “urge tomar medidas inmediatas antes de llegar a un punto de no retorno”.

Acciones como la de hoy, apoyadas por 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion Spain, están planteadas con un claro carácter reivindicativo, festivo y fundamentalmente pacífico.
Su pretensión es hacer uso de la calle como el espacio público por antonomasia donde ejercer la libertad de expresión y la lucha por la defensa del futuro del planeta. Mediante estos gestos se pretende lograr una llamada de atención al resto de la ciudadanía para que se sume y participe a la defensa democrática de los bienes comunes, como lo son los ecosistemas y el medio ambiente.
“Defender nuestros bienes”

La alianza entre el movimiento y la plataforma defienden una movilización ciudadana que impulse el abandono de la actual senda suicida. 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion Spain reclaman un profundo cambio de sistema basado en:

1. Declaración de emergencia climática. Que se declare la emergencia climática pero de forma efectiva, con políticas acordes a lo marcado por la ciencia y recursos económicos suficientes para abordarlas.

2. Verdad. Que se diga la verdad a la ciudadanía respecto a la crítica situación climática y ecológica que vive el planeta y la responsabilidad del crecimiento económico en la degradación ecológica actual.

3. Actuación inmediata. Reducciones drásticas de emisiones en el menor tiempo posible, en línea con lo planteado por la comunidad científica.

4. Democracia real. Puesta en marcha de instrumentos ciudadanos participativos de supervisión y garantía del cumplimiento de las medidas.

5. Justicia climática. Que la justicia climática se ponga en el centro de toda acción, para evitar que los que menos han contribuido al problema y los sectores más vulnerables sean los que más sufran los efectos.

A lo largo del año han surgido numerosas manifestaciones por el cambio climático en todo el mundo. Además de Madrid, otras ciudades como Londres, París, Nueva York, Berlín, Praga o Melbourne siguen acogiendo este tipo de concentraciones, que han sido la clave para la aprobación de las declaraciones de emergencia climática por los gobiernos de países como Irlanda, Reino Unido o Francia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs