MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
18:52
Actualizado

Dasha, la niña de 11 años que ladra, aúlla, camina a cuatro patas y vive encerrada con ganado

La menor sufre una discapacidad desde los dos años y se comporta como un animal salvaje

  • Dasha, la niña de 11 años que ladra, aúlla, camina a cuatro patas y vive encerrada con ganado

Tiempo de lectura 4 min.

21 de octubre de 2019. 12:54h

Comentada
Paco Rodríguez 21/10/2019

ETIQUETAS

Dasha tiene 11 años y vivía en un cobertizo lleno de ganado en una de las aldeas rusas del distrito Dmitrovsky de la región de Oryol. La niña hace ruidos en lugar de hablar, ladra, aúlla y no puede caminar sobre sus dos pies, por lo que camina a cuatro patas. En un descuido, logró escapar del encierro y fue encontrada "como un animal asustado" por una amiga de la familia que acudió a visitarles. Cuando fue trasladada al hospital, los médicos la encontraron en un estado terrible: No sabe cómo caminar, hablar o usar cubiertos. Tiene la columna vertebral deformada y no puede enderezar la espalda, por lo que se mueve como un animal a cuatro patas. No sabe lo que significa ir al baño, por lo que se han visto obligados a ponerle pañales, informa "Komsomolskaya Pravda"

Se comporta como un animal agresivo con los médicos, a los que ha atacado a mordiscos y arañados en varias ocasiones. Duerme en el suelo, se lanza hacia la comida como un animal salvaje y come con las manos. Se traga la comida con avidez, luego escupe y vuelve a comer. Además, sufre un agotamiento severo.

Dasha, la niña de 11 años que ladra, aúlla, camina a cuatro patas y vive encerrada con ganado

La madre de Mowgli, tal y como la han bautizado los medios rusos, tiene 7 hijos más, de 2 a 15 años, y ha sido detenida. Algunas fuentes apuntan a la posibilidad de que la madre hubiera accedido a que varios pedófilos abusaran de ella a cambio de vodka. Precisamente fue el alcoholismo de la madre el que permitió que Dasha escapara. La niña aprovechó una de las habituales borracheras de su progenitora para escabullirse y huir como un animal asustado. Vagó por las calles y llamó la atención de varios vecinos que avisaron a las autoridades.

Los investigadores analizan ahora las condiciones de vida de la familia y están tomando las medidas necesarias para intentar poner a salvo a sus hermanos y aclarar lo sucedido.

A pesar de vivir en una aldea alejada del centro del distrito de Oryol, en la población hay unas 20 viviendas y nadie había denunciado nada. Lo que sí explican es que el pasado mes de julio el padre murió de cáncer a los 65 años y que la familia recurría en ocasiones a la caridad de los vecinos para poder comer. La muerte del cabeza de familia fue un duro golpe y su mujer, de 38 años, comenzó a beber y a tener constantes compañías de otros hombres. Los niños se quedaban solos mientras ella alternaba.

Un vecino de la zona comentó a informa "Komsomolskaya Pravda" que los niños corrían por el pueblo hambrientos y "los alimentamos como pudimos", pero después empezaron a robar todo lo que se les ocurrió. Sobre la niña indicó que estaba enferma y que por ello la mantuvieron encerrada.

Otra vecina comentó que cuando murió su padre fueron a su casa. "Nos sentamos en la mesa y escuchamos alguien golpendo las paredes. Mi mujer fue a la habitación y vio que la niña estaba encerrada y que estaba sentada en el suelo como un animal asustado. Cuando le preguntamos a su madre qué le pasaba, nos dijo que estaba enferma y que nadie podía hacer nada al respecto" .

Según relata este vecino, la niña nació normal, peor cuando tenía dos años algo sucedió. Dejó de caminar. Y, en lugar de tratarla, comenzaron a encerrarla. "Fue lo más fácil para ellos, supongo. Además, se jactaba de que a pesar de estar enferma ella la cuidaba y no la mandaba a un internado". Sobre el hecho de que fue entregada como esclava sexual, otra vecina indicó que no lo creía: Es imposible mirar a la niña sin que se te salten las lágrimas. No sé quien ha podido decir estas tonterías", concluyó.

La madre no tenía un trabajo conocido, pero los vecinos recuerdan que hace apenas un año tenían una buena granja para los estándares de la zona. Mientras el marido vivía, tenían gallinas y su propia vaca, pero cuando murió ella vendió todos los animales y comenzó a beber. La niña siempre estuvo encerrada. En invierno, en un lugar cerrado y en verano la dejaban salir a un prado con el ganado. Si tenía que llevarla con ella, la metía en una especie de maleta con ruedas y la llevaba encerrada.

Pero siempre sola, sus hermanos no la veían nunca, los mantenían alejados. Los hermanos de Dasha fueron apartados de la madre y trasladados a un internado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs