MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

El doctor Morín podrá volver a ejercer tras el escándalo

Sus clínicas estuvieron en el epicentro de la mayor historia de abortos ilegales en España. A partir del próximo día 12 el médico quedará «rehabilitado»

  • Carlos Morín fue condenado por el Tribunal Supremo a 18 meses de cárcel y seis de inhabilitación por tres abortos ilegales practicados en sus clínicas
    Carlos Morín fue condenado por el Tribunal Supremo a 18 meses de cárcel y seis de inhabilitación por tres abortos ilegales practicados en sus clínicas

Tiempo de lectura 4 min.

02 de agosto de 2018. 02:50h

Comentada
Francisco Velasco 2/8/2018

El controvertido y polémico doctor Carlos Morín y el psiquiatra de una de sus clínicas Pascual Ramón Mora podrán volver a ejercer la profesión sanitaria e intervenir, cada uno en su ámbito, en la práctica de abortos, a partir del próximo día 12. Ese día, según consta en una diligencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, se dejará sin efecto la inhabilitación de ambos para «ejercer cualquier profesión sanitaria y prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos públicos o privados». Esta resolución ha sido notificado, a los efectos oportunos, al Consejo General de Colegios de Médicos de España.

La Audiencia Provincial de Barcelona condenó a ambos por once abortos ilegales practicados en una de las clínicas del doctor Morín a la pena de seis meses de cárcel por cada uno de ellos, aunque el máximo se fijaba en 18 meses, así como a seis meses de inhabilitación para ejercer la profesión sanitaria. Esta decisión fue revocada parcialmente el pasado mes de enero por el Tribunal Supremo, quien les condenó por tres delitos a la misma pena e inhabilitación, comenzando el cómputo de ésta el 14 de febrero. Por tanto, el próximo día 12 vence los seis meses durante los cuales no han podido realizar ninguna actividad relacionada con la sanidad.

El «caso del doctor Morín» se remonta al año 2006, a raíz de un reportaje de la televisión danesa que acusó a sus clínicas de interrumpir el embarazo a mujeres en avanzado estado de gestación sin respetar el marco legal vigente. Tras una instrucción más que prolongada, Morín y el resto de los acusados –entre ellos su mujer y varios ginecólogos y psiquiatra– fue juzgado por vez primera en la Audiencia de Barcelona en septiembre de 2012. En ese proceso, la Fiscalía solicitó un total de 272 años de prisión para el propietario de las clínicas abortistas, al considerarle responsable de 89 abortos ilegales. En enero del siguiente año, la Audiencia de Barcelona les absolvió de todos los delitos por los que se fueron juzgados.

Sin embargo, el Tribunal Supremo estimó el recurso de la Fiscalía del Centro Jurídico Tomás Moro, a finales de 2013, y ordenó que se repitiese nuevamente el juicio para que en el mismo se incorporara la prueba videográfica de la reproducción de las imágenes grabadas con cámara oculta por periodistas británicos e informadores de la televisión danesa que accedieron a las clínicas antiabortistas.

De esta forma, se celebró nuevamente el juicio en 2016 en la Audiencia de Barcelona, ante unos magistrados distintos, y en esa ocasión Morín y el psiquiatra Juan Ramón Mora fueron condenados por once abortos ilegales a 18 meses de prisión y seis de inhabilitación. Finalmente, el pasado mes de enero, el Supremo rebajó el número de abortos considerados ilegales, aunque no afectó ni a la pena de prisión ni a la de inhabilitación.

De esta forma, este «caso», ha estado en los tribunales un total de 12 años hasta que ahora se cierra definitivamente. Morín ya pude volver a ejercer.

Últimas noticias