Con el móvil, hasta en la sopa

El 70 por ciento de los españoles hace fotos de los platos cuando sale a comer fuera. Y, también, valora los restaurantes que tienen wifi y sistemas de carga para los teléfonos.Ah. Y que se coma bien, por supuesto.

Comida y movil
restaurante
Demostrar que has comidoJosé MaluendaLa Razon

«Open Table», que es una de las plataformas de reservas de restauración online más utilizadas en el mundo, ha hecho una encuesta sobre los hábitos de los españoles cuando comen o cenan fuera de casa. La primera conclusión no sorprenderá: de entre todos los europeos somos los que más salimos. Un 64 por ciento frecuenta los restaurantes una vez por semana, con mayor incidencia entre quienes andan por la treintena, que llegan al 72,2 por ciento. La segunda conclusión era de temer: el 70 por ciento de los españoles fotografía los platos que va a degustar y comparte la imagen con los amigos. Las mujeres siguen esta práctica más que los hombres, el 74 por ciento frente al 64 por ciento. La encuesta no nos dice, sin embargo, si la idea de compartir fotos de los platos se debe a la necesidad de demostrar que uno es capaz de pagarse un buen resturante o se trata, simplemente, de dar envidia, caso muy normal cuando se remiten imágenes con bandejas de percebes y otras delicias del mar. En cualquier caso, lo de presumir de buena pitanza está muy arraigado en la psique española. Ya en el siglo de Oro se hablaba de aquellos hidalgos, pobres, que se migaban las barbas para demostrar que habían comido. En este sentido, el móvil solo nos habría proporcionado la herramienta para dar rienda suelta a nuestras inclinaciones. Así las cosas, no es de extrañar que buena parte de los comensales, el 44 por ciento, tengan muy en cuenta a la hora de elegir el restaurante que tenga wifi, y para el 22 por ciento, que además, se pueda cargar el móvil. Por lo demás, nuestros gustos cambian poco. La comida tradicional española es la que más se elige, con un 67 por ciento de preferencia; seguida por la italiana –pasta y pizza–, la mexicana y la china. La cocina novohispana, es decir, la de México, gana adeptos, mientras que la china retrocede. Por supuesto, el 50 por ciento de los encuestados declara paladinamente que lo que más le gusta es ir de tapas. Por último, salimos más los sábados y los viernes que los domingos.