• 1

Amazon Prime Day: El viejo truco del «¡me lo quitan de las manos!»

Claves y estrategias para aprovecharse de esta descomunal operación de marketing de 36 horas que arranca hoy

  • Amazon no quiere darnos tiempo de comparar: muchas ofertas, llamadas flash, duran pocas horas o hasta agotar existencias
    Amazon no quiere darnos tiempo de comparar: muchas ofertas, llamadas flash, duran pocas horas o hasta agotar existencias

Tiempo de lectura 4 min.

16 de julio de 2018. 18:49h

Comentada
Pepe Bouza.  16/7/2018

Hasta las más sofisticadas operaciones de marketing se inventaron en los mercadillos. El Amazon Prime Day se parece mucho al célebre «¡me lo quitan de las manos!» con el que seducir a clientes en el tenderete. Es importante tenerlo en cuenta si queremos aprovecharnos del juego. Y este es el segundo concepto: Amazon presenta su Black Friday veraniego como un juego. «Parte de la diversión es la sorpresa de lo que estará a la venta», explican en su web para subrayar que esto no va de gastar dinero, sino de jugar, Visa mediante. Teniendo esto claro, lo primero que debemos hacer es suscribirnos a la cuenta Prime, con un coste de 19,95 euros al año a cambio de ventajas en precios, entregas y acceso a los servicios de vídeo o música de Amazon. Sí, debemos picar este anzuelo si queremos peces. Lo bueno es que te puedes dar de baja sin coste durante el mes siguiente.

Y ahora, lo importante: ¿Cómo saber que ese móvil de tus sueños es realmente un chollo? Los precios en Amazon son una verdadera montaña rusa durante todo el año, así que el que nos ofrecen el Prime Day quizá sea superior al que tuvo en otro momento (y puede volver a suceder). O, incluso, que ese mismo móvil se venda ya por un precio similar en otra web. Y aquí entra en juego el «¡me lo quitan de las manos!» con el que Amazon no quiere darnos tiempo de comparar: muchas ofertas, llamadas flash, duran pocas horas o hasta agotar existencias, así que la tentación es comprarlo sin pensar.

Para salir de dudas rápidamente, podemos recurrir a la web CamelCamelCamel, que «trackea» el historial de precios de un producto de Amazon con solo introducir su URL. También permite crear alertas para que te avisen cuando esté más barato (si no se agota antes... ¡ay!). Puedes instalar también el plugin Keepa en tu navegador, otro rastreador de precios de Amazon para Chrome, Firefox, Opera y Microsoft Edge. Al ser una extensión, no tenemos que hacer nada, sino que automáticamente te muestra el historial de precios cuando entras en Amazon. Y si queremos comparar con otros sitios, tenemos al clásico Google Shopping: introduciendo el nombre del producto, aparecerá cuánto vale en diferentes páginas.

Por lo demás, sentido común y las normas de cualquier rebaja: haga una lista de lo que quiere, márquese un presupuesto y no sea demasiado confiado ante los reclamos de mercadillo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs