El taxi volador de Uber llega a Nueva York

El trayecto desde el bajo Manhattan hasta el aeropuerto JFK durará unos ocho minutos y comenzará a operar el 9 de julio, con un precio de unos 170 euros/persona.

  • El trayecto entre Manhattan y el aeropuerto JFK durará 8 minutos y costará unos 200 dólares.
    El trayecto entre Manhattan y el aeropuerto JFK durará 8 minutos y costará unos 200 dólares.
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

14 de junio de 2019. 17:08h

Comentada
José A. Prados.  Madrid. 13/6/2019

Los hemos visto en muchas películas sobrevolando el cielo de las ‘megaurbes’ más futuristas, y pronto puede convertirse en una realidad lo de tomar un taxi aéreo para realizar determinados trayectos. Así lo ha anunciado la compañía de coche compartido Uber, que quiere dar el salto a los cielos de las grandes ciudades con un servicio de taxi aéreo que comenzará a operar en la ‘gran manzana’ de Nueva York el próximo 9 de julio, según se ha anunciado en el Uber Elevate Summit en Washington.

Con los Uber aéreos se pretende descongestionar el tráfico rodado de las grandes ciudades, que trasladarían al cielo una parte de sus desplazamientos, un tema que necesita una rápida regulación, necesaria para la convivencia de las actuales aeronaves con los nuevos sistemas de transporte que propone esta compañía.

En menos de cinco años, si la regulación sobre el funcionamiento de este sistema de transporte lo permite, podría ponerse en marcha una amplia red de taxis para cubrir determinados itinerarios de gran demanda, como el recorrido a los aeropuertos, combinándose con los vehículos tradicionales para llegar hasta estos helipuertos, combinados con otros transportes alternativos como bicicletas o patines eléctricos. Los vuelos de pruebas se realizarán con helicópteros tradicionales, pero Uber ya está trabajando con varias compañías para desarrollar los ‘UberCopter’ autónomos y con sistema de despegue vertical (VTOL).

El coste del trayecto en Uber Elevate será de 200-225 dólares (170-200 euros) para la ruta desde la parte baja de Manhattan hasta el aeropuerto internacional JFK, de una duración de unos ocho minutos, con capacidad para cinco pasajeros y dos pilotos, aunque con el paso del tiempo se tenderá a realizar vuelos autónomos, que se podrán contratar en 2023 a través de la app. Y la experiencia de Nueva York será el punto de partida para extender este servicio a otras grandes ciudades como Dallas y Los Ángeles en Estados Unidos o Melbourne (Australia), donde ya se han realizado vuelos de pruebas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs