Fernando Garea, tras su destitución como presidente de la Agencia Efe: “Una agencia pública no es una agencia del Gobierno”

La decisión del Gobierno se la comunicó el secretario de Estado de Comunicación el pasado sábado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido destituir a Fernando Garea como presidente de la Agencia Efe. El periodista fue informado de esta decisión el pasado sábado a través del secretario de estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

Garea ha informado a los empleados de la agencia de noticias a través de un comunicado en el que asegura que seguirá en su puesto hasta que el Gobierno nombre a su sustituto: “A partir de este momento y hasta que se nombre oficialmente al sustituto o sustituta permaneceré al frente de la agencia, pero sin tomar decisiones más allá de las urgentes y de pura gestión diaria de la compañía. Además, he dado orden para elaborar informes sobre la situación económica, la de personal, la jurídica, la de redacción y la comercial para su entrega al próximo presidente de Efe", reza dicho comunicado.

Antes de ser nombrado en Efe, Garea fue corresponsal político para “El Confidencial”, así como redactor para “El País”, “Público” y “El Mundo”. Más tarde, fue durante el verano de 2018 cuando fue nombrado presidente de Efe por el Gobierno, candidatura que fue propuesta por el propio Sánchez que ahora le destituye. “Desde que llegué al cargo constaté que era necesaria una renovación de Efe”, explica Garea en su carta de despedida, “porque el mercado de los medios de comunicación ha cambiado en todo el mundo, porque los clientes tienen dificultades económicas crecientes, porque el negocio de las agencias de noticias ha cambiado y está en crisis, porque la competencia es muy dura y, en general, porque la tecnología ha avanzado muy rápido”.

Con esto, Garea indicó en el comunicado cada paso que ha dado durante su presidencia con el objetivo de que Efe sufriese un “cambio radical para intentar ponerse a su altura (la de las agencias internacionales) y abordar el cambio necesario. Y a esa tarea me puse desde el primer día. Con cambios para adaptar la redacción y, sobre todo, con proyectos diferentes que cumplan el objetivo básico de la diversificación de la agencia”.

En su carta de despedida ha agradecido a los trabajadores la lección de que “una agencia pública de noticias no es una agencia de noticias del Gobierno, ni siquiera una agencia oficial”