El museo de Auschwitz se opone a una escena de “Hunters”: “Es una tontería y una caricatura peligrosa”

A pesar de que la serie de Amazon Prime se basa en ciertos testimonios de supervivientes del Holocausto, ha sobrepasado los límites de la ficción de tal manera que puede crear confusión acerca de tan delicada época

La semana pasada se estrenó en Amazon Prime Video “Hunters”, una serie de 10 capítulos protagonizada por Al Pacino. En el contexto de Estados Unidos a finales de los años 70, la ficción trata de un grupo de cazadores que va en búsqueda y captura de ex dirigentes nazis que conspiran para la creación de un cuarto Reich en el país norteamericano. Un elenco interesante y una fotografía estupenda, pero un argumento un tanto arriesgado. Durante la ficción se intercalan imágenes de Auschwitz durante el Holocausto, memorias que provienen de personajes protagonistas supervivientes de los campos de concentración nazi, como es el caso de Al Pacino. Con respecto a esto, el creador de la serie, David Weil, sostiene que algunos de dichos recuerdos se basan en los que su abuela -superviviente del Holocausto- le contaba cuando era pequeño. Sin embargo, no todos ellos responden 100% a la realidad y esto ha provocado tanta confusión como polémica.

El museo del campo de exterminio nazi alemán de Auschwitz ha emitido un comunicado en el que explica que se opone a una escena de una nueva serie de televisión de Amazon -”Hunters"- que muestra un juego asesino de ajedrez humano que se juega allí, insistiendo en que tal cosa no tuvo lugar en el campo. Se trata de una entidad encargada de vigilar los hechos históricos y el recuerdo de las víctimas en Auschwitz-Birkenau que, al ver las licencias que se ha tomado la serie, ha decidido reaccionar. Si bien una ficción no deja de ser una invención de la realidad, respecto a esto el museo opina que inventar escenas falsas “es una tontería y una caricatura peligrosas” que podrían alentar a los negadores del Holocausto. Asimismo, alegaron que esto puede ser irrespetuoso con los más de 1 millón de víctimas del campo, quienes murieron en las cámaras de gas, por inanición, enfermedades o trabajo forzado.

Pawel Sawicki, portavoz del museo, explica a “The Associated PRess” que los autores y artistas tienen una obligación especial a decir la verdad sobre Auschwitz: “Si alguien quiere mostrar la tragedia humana en Auschwitz, es suficiente con alcanzar las miles de fuentes que son profundamente impactantes, pero crear ficción que distorsione la historia de este lugar real es irrespetuoso con las personas que sufrieron aquí”. Si bien es cierto que el creador de “Hunters” se basó en las historias de su abuela, no dejan de ser recuerdos de su infancia que los recupera para una serie. Ficción, por cierto, bastante dura en cuanto a su relato e imágenes como el mismo que critica el museo de Auschwitz, entre otros.

Asimismo, Sawicki aseguró que el museo “siempre está dispuesto a proporcionar consejos objetivos a cualquiera que estudie o trabaje en la historia de Auschwitz”. Todo ello, con el fin de no proporcionar ideas tergiversadas que salpiquen a una de las historias más delicadas y horribles de la historia de la humanidad. En la escena en cuestión un grupo de reclusos son figuras en un juuego de ajedrez y son asesinados a cuchillo limpio cuando los sacan del tablero de ajedrez. Es desolador, desgarrador y doloroso. Pero “es falso, no existió tal cosa”, dijo Sawicki.