«Masterchef Celebrity»: famosos a fuego lento

El 15 de septiembre vuelve el espacio gastronómico a TVE con dieciséis nuevos concursantes que prometen enfrentamientos y mucho humor

La soprano Ainhoa Arteta tendrá que poner todo su empeño en aprender a cocinar porque confiesa que empieza «de cero»
La soprano Ainhoa Arteta tendrá que poner todo su empeño en aprender a cocinar porque confiesa que empieza «de cero»La RazónShine Iberia

Un famoso no es más que una persona normal que ha conseguido destacar en su profesión o habilidad y se ha hecho con la atención de los focos. Pero si lo cocinamos a fuego lento, le añadimos una pizca de ignorancia en los fogones, una cucharada de estrés y un puñado de adversarios, conseguiremos que vuelva a su estado natural: una persona normal con ataques de risa, enfado y frustración. Y ese es el menú especial que nos tiene preparado el programa de Televisión Española y Shine Iberia, «Masterchef Celebrity», que se estrena el martes y llega este año a su quinta edición con 16 concursantes de lo más variopinto: Jesús Castro, Ainhoa Arteta, Perico Delgado, Celia Villalobos, Florentino Fernández, Gonzalo Miró, Raquel Meroño, Juan José Ballesta, La Terremoto de Alcorcón, Melani Olivares, Josie, Raquel Sánchez Silva, Nicolás Coronado, Lucía Dominguín, Laura Sánchez y David Fernández, que se enfrentarán al escrutinio de los jueces-cocineros más amados y odiados de España: Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera.

LA RAZÓN ha hablado con la soprano Ainhoa Arteta, a la que sus compañeros bautizaron como la «Tiranosaurio Rex» de esta edición. «El otro día pensaba que lo que me gusta es el estrés y que me lo creo yo», comienza diciendo, aunque precisa que «yo tengo muchísimo carácter y exploto enseguida; soy una mujer muy visceral». De ahí que en el programa vayamos a descubrir a una artista muy diferente a la que se puede ver encima de un escenario y que ella achaca a que «vamos al límite y nos piden unas cosas tan brutales, cocinando tantas horas... Pero luego no soy rencorosa, ni mala persona».

De cero a cien

Así que detrás de alguna palabrota y un pronto rápido veremos a una mujer que intenta hacerse un hueco en estas cocinas llenas de diseñadores, influencers, actores y cómicos, con los que Arteta confiesa que ha fraguado una increíble amistad. «No solo conservamos el grupo de whatsapp», nos apunta, si no que confiesa que al principio pensó que «con este Gonzalo (Miró), qué mal me voy a llevar, y, al final, se ha pasado todo el mes de agosto en mi casa de San Sebastián».

La soprano confiesa que la cocina nunca ha ocupado su vida por falta de tiempo, dada su profesión y los estudios, pero durante la grabación del programa, «he tenido tiempo para dedicarme a ello» y puede decir con su poderosa voz y orgullosa: «Pues ahora sé cocinar». También se une al resto del programa, que ha querido hacer un homenaje a los profesionales de la cocina, y explica que aprecia «una barbaridad a todos los que trabajan en hostelería y que ahora lo está pasando muy mal». No sabemos si Arteta le pondrá «sabor a la vida», pero nos asegura que le gusta «echarle picante» a la suya.