Pepe Rodríguez: «Me gusta mucho Celia Villalobos»

El veterano chef nos confiesa que se ha sorprendido con algún concursante y que los exteriores le han encantado

"MasterChef Celebrity 5" llega, con "mucho carácter", el 15 de septiembre
(De izq a der) El jurado de MasterChef Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi CruzRadio Televisión EspañolaEFE

Hablar con Pepe Rodríguez siempre es un remanso de paz que no se altera ni siquiera en esa locura de gente corriendo y gritando qen el que se convierten a veces las cocinas de “Masterchef”. Habla claro y nunca mal de nadie, aunque esa tranquilidad a la hora de sus veredictos culinarios ponga nervioso a más de uno. LA RAZÓN ha hablado con él para tantear qué tal se lo ha pasado grabando la quinta edición del formato “Celebrity” y, qué demonios, para preguntarle quién ganará de entre los 16 concursantes: Jesús Castro, Ainhoa Arteta, Perico Delgado, Celia Villalobos, Florentino Fernández, Gonzalo Miró, Raquel Meroño, Juan José Ballesta, La Terremoto de Alcorcón, Melani Olivares, Josie, Raquel Sánchez Silva, Nicolás Coronado, Lucía Dominguín, Laura Sánchez y David Fernández.

-En la presentación te hemos visto en tu salsa. Este año hemos visto que va a haber mucho humor, pero, ¿también hay concursantes con mucho carácter?

- Muchísimo genio, hay dos o tres.... de armas tomar, que no los hemos tenido nunca. Nunca hemos tenido ese perfil. Alguien ha puesto el morro más retorcido, pero hay alguno de estos que no se les puede decir nada, que tienen una manera de ser que... bueno que son divos o divas, no lo sé (no se moja, dice “hay que verlo”). Nos pasa a veces, son celebrities y bajarles de su pedestal es muy difícil. Entonces cuando unos cocinerillos de tres al cuarto como somos Jordi, Samantha y yo, les ponemos al día y les decimos “oye, esto no va por aquí, oye, ¿tú sabes quién soy yo?”. Claro, esto ocurre, ¿no? Pues te dicen yo he dirigido, yo he hecho y yo he sido, yo también fui yo... eso crea su polémica. Y entonces alguno que tiene el rabillo muy corto, que se lo pisas un poquito sin querer y salta. Pues va a haber mucho de eso también.

-Después de tratarles, ¿a quién te llevarías por ahí a comer?

-Bueno, pues he hecho muy buenas migas con muchos de ellos; con la mayoría. Es verdad que con el primero que se va tienes menos trato, porque no has podido tener algo más de relación, pero con cualquiera de ellos... no tengo ningún problema con ninguno. Me gusta mucho Celia Villalobos, porque se pone a hablar y te lo cuenta todo; toda su vida. Joer, entresijos de la política que no sabemos, te los cuenta con una naturalidad... Un día sentarme con ella a hablar de política no me importaría nada de nada. Pero me iría con cualquiera: con Flo que es el tío más divertido, me iría con Gonzalo, que es un amante del vino...

-¿Y quién ha sido el descubrimiento de este año?

-Pues mira, lo tengo claro: Josie. Sí, sí, sí, sí, sí. Había coincidido en una fiesta con él , pero no es el personaje con el que yo me juntaría jamás. No, no tenemos nada en común, somos dos polos opuestos. No hablamos de lo mismo y ni tenemos la misma tendencia, ni el mismo gusto ni nada parecido... seguraramente. Pero oye, cuando vas conociendo a este personaje, te encariñas con él, porque es un tipo culto, es un tipo listo, es un tío currante, serio... para mí ha sido un descubrimiento. Muy buena gente.

-¿Qué localización te ha gustado más?

- Bueno, ha habido varias. Me quedo con Cáceres, porque la fiesta previa en “Atrio” que ya nos pegamos allí, ya vale la pena y justifica el viaje. Ribadesella, Tarifa.. y además nos sirvió para para abrirnos un poco, porque date cuenta de que estábamos saliendo un poco del confinamiento. Entonces para todos ha sido un soplo de aire libre ir a cualquier sitio. No solamente Tarifa, sino la Alberca en Salamanca. Pero todos los exteriores los hemos gozado de manera diferente porque veníamos de un confinamiento.

-¿Me equivocaré de nuevo en mi quiniela sobre el ganador?

- Creo que no serías capaz, te dejo una quiniela y seguramente no lo aciertes, sobre todo viendo los tres o cuatro primeros programas. Pero esta es la magia también. Son 16 o 17 concursantes y no tienen el mismo estatus, hay uno que hace mucho tiempo que no aparecía, otro que tiene una personalidad más floja, otro que se deja intimidar por los que tienen más carácter y se quedan rezagados... Luego alguno coge el testigo, “oye, que yo estoy aquí. Que yo valgo".