Andalucía

Antonio Banderas: “En este país el éxito es difícil de gestionar. En EEUU eres alguien a imitar y aquí te conviertes en sospechoso”

Acudió a “El Hormiguero” con Penélope Cruz a presentar la película “Competencia oficial”

Óscar Martínez, Penélope Cruz y Antonio Banderas, en "El Hormiguero"
Óscar Martínez, Penélope Cruz y Antonio Banderas, en "El Hormiguero" FOTO: Atresmedia

La actriz española más internacional Penélope Cruz acudió a “El Hormiguero” en Antena 3 para presentar su nueva película. Lo hizo acompañada de cine con Antonio Banderas y la estrella argentina Óscar Martínez, que han rodado juntos “Competencia oficial”, que se estrena el próximo 24 de febrero.

Es una sensación muy buena, muy surrealista y muy bonita. No esperamos que nos lo den a ninguno de los dos. Haremos una fiesta igualmente”, apuntaba Penélope sobre la nominación a los Oscar, suya y de su marido Javier Bardem.

A colación de la película se habló del ego, “se ven aspectos de nuestro mundo y extrapolables a otros mundos muy divertidos”, apuntaba Antonio Banderas, mientras Penélope recordaba alguna anécdota divertida a la que se había enfrentado: “Lo más fuerte que me ha pasado es que en una reunión me preguntaron si me comía la ropa cuando no me gustaba. No entendía nada y me contó que hubo una actriz que lo hacía. Lo investigué y era verdad. Ella me preguntaba si era una de estas o era más normal”.

Antonio, en la misma línea, contó: “recuerdo de un actor que se hacía acompañar de un tipo que le echaba incienso por donde iba, porque le ponía. A los demás, no, y se convirtió en un problema”.

Las supersticiones

Pablo Motos no dudó en contar el rosario de manías que tiene cada noche antes de salir al directo y Penélope contó su experiencia: “Tenía muchas supersticiones hasta que a los 25 las paré porque si no a las 50 no sabía cómo iba a llegar. Aun así desde fuera cada uno tiene su historia”.

Y fue ya entonces cuando por la temática de la película que venían a presentar, se habló del ego con un discurso impecable por parte de Antonio Banderas: “El ego destruye todo lo que toca”, apuntó Pablo Motos. “El ego fluctúa con el éxito y el fracaso. Con un éxito se hincha y con el fracaso se esconde debajo de la mesa. Nosotros no tocamos un instrumento ni escribimos un libro. Cuando fallas como actor piensas que has fallado como persona y es complicado de gestionar, por eso el ego es relativo. Si enlazas tres o cuatro éxitos seguido piensas que has conseguido la panacea y no es así. No siempre puedes encontrar el camino del éxito”, relataba.

Aunque una de las partes más intensas fue cuando habló sobre cómo vive ese éxito en España: “El éxito en este país es difícil de gestionar. En Estados Unidos eres una persona imitable. Aquí te conviertes en alguien sospechoso. El otro día en el teatro me pasó algo curioso, porque una señora se levantó y me dijo ´Antonio eres tú de verdad´. Nos han engañado tanto que la verdad es difícil de creer. Todo esto proviene mucho de la vida de la política”.

“El éxito es sinónimo de algo habrás hecho”, remató Óscar Martínez.