MENÚ
lunes 18 febrero 2019
19:09
Actualizado

Cañaveral de León, donde los manantiales convierten su plaza en una piscina

  • Plaza central de Cañaveral de León, que en verano se convierte en piscina
    Plaza central de Cañaveral de León, que en verano se convierte en piscina

Tiempo de lectura 4 min.

02 de agosto de 2014. 18:00h

Comentada
2/8/2014

La plaza central de Cañaveral de León (Huelva) se convierte cada verano en una piscina, una curiosa forma de aprovechar un recurso natural, la caída natural del agua de los manantiales que rodean este municipio.

Se trata de una circunstancia que convierte en único a Cañaveral de León, un pueblo situado casi en la frontera con Badajoz y al que se llega por una carretera rodeada de olivos, alcornocales y piaras de cerdos que campan a sus anchas en el corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Su alcaldesa, Ángeles Navarro, expresa su satisfacción por el éxito de una idea que comenzó a aplicar hace ocho años, cuando llegó a la Alcaldía, y que ha hecho que los niños y no tan niños del pueblo tengan una posibilidad única para divertirse cada verano, e incluso evitar el éxodo que se produce en algunas localidades cuando llega el calor por falta de infraestructuras para pasar el estío.

La idea es nueva, pero la base es antigua, ya que Navarro recuerda que "la laguna data de tiempos inmemoriales, porque tiene más de un siglo de antigüedad, y forma parte de una red de canales de agua acequias, pilares o albercas, que es conocido como 'El recorrido del agua', y está declarado Bien de Interés Cultural".

Debe su nombre a su tipología constructiva, "ya que parece un enorme lago, que durante todo el año se usa para el riego de las huertas y en los meses de calor para uso y disfrute de todo el que la visita".

Tanto la idea como las dimensiones de la piscina llaman la atención, ya que tiene una superficie de 8.000 metros cuadrados -casi una hectárea- y se ha convertido en muy poco tiempo "en uno de los recursos turísticos más importantes de la zona", con la garantía de la pureza del agua que se usa,y el añadido de una depuradora que hace que se mantenga en perfecto estado para el baño durante todo el verano.

Los bañistas pueden disfrutar de un chapuzón mientras ven el paisaje de la sierra, algo que en muchos hoteles se vende como parte del paquete destinado a los turistas, y los vecinos y visitantes tienen completamente gratis.

La enorme piscina fue inscrita en 2009 en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Lugar de Interés Etnológico, así como todo el conjunto en el que se encuentra, bajo la denominación de "El Ruedo y conjunto hidráulico de La Laguna".

Eso sí, el agua llega a la plaza del pueblo con la temperatura propia de la sierra de la que procede, con lo que los bañistas no tienen que esperar, precisamente, que se asemeje a un jacuzzi ni mucho menos.

A rebufo de esta particular piscina, Cañaveral de León se ha convertido en los últimos veranos en pasarela de moda, y el pasado 12 de julio la laguna acogía un desfile aprovechando una pasarela sobre la estructura del agua y la iluminación artificial completada con las estrellas serranas de una noche cualquiera de verano.

Por todo ello, Ángeles Navarro presume de una iniciativa que le ha dado a sus poco más de 400 vecinos un motivo más para que su pueblo se sitúe en el mapa, con las dificultades que conlleva para un municipio cuya ubicación física hace que no sea todo lo conocido que merece.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs