Diez destinos en Europa por menos de cien euros

A lo largo del mes de marzo, visitar estas diez ciudades está al alcance del bolsillo. Gracias a las compañías low cost y los puentes aéreos, disfrutar unos días descorriendo el velo de lo desconocido parece el plan ideal antes de Semana Santa.

Londres, Inglaterra

La capital inglesa es el destino ideal para una escapada de fin de semana. Existen un gran número de vuelos conectando con Madrid y algunos rondan los 50€. Hay un sinfín de actividades para disfrutar aquí, desde una agradable tarde viendo el impresionante musical del Rey León en versión original, hasta un almuerzo en Covent Garden de patata caliente con queso y mantequilla al más puro estilo británico. Nunca fue tan barato visitar a la familia real en Buckingham Palace.

Oporto, Portugal

Es posible visitar la colorida ciudad costera por 30€, si somos ágiles. Aunque el tiempo no siempre acompañe, un paseo por la ciudad nos muestra bellísimos puentes cruzando el Duero antes de su desembocadura, y los jardines del Palacio de Cristal son igualmente hermosos pese a la niebla. Su catedral y viejas iglesias de estilo gótico son la guinda a un viaje barato y enriquecedor. Si todavía no lo has visitado, este mes de marzo es el mejor momento.

Milán, Italia

Esta bella ciudad de la Lombardía está al alcance de nuestros bolsillos, por un precio que ronda entre los 50 y 100€. Si bien sus tiendas son conocidas por el lujo de las marcas que guardan, y esto no resulta tan barato, la arquitectura que la dibuja es esplendorosa. Como una bella canción se alzan la Catedral y la Galería Vittorio Emanuele II, volviendo innecesario, para quien tenga alguna duda, visitar Milán con el único propósito de renovar el armario.

Viena, Austria

La ciudad de la música. Grandes compositores pasearon sus calles de piedra gris, ellos también pudieron contemplar extasiados sus largos palacios y la catedral románica. Nosotros también podemos hacerlo por 50€. La belleza nunca fue tan barata. Como en sus distintos teatros es habitual que se celebren conciertos de música clásica y ópera a un precio excelente, solo faltaría uno de sus maravillosos chocolates para completar el viaje.

Marsella, Francia

Fundada por colonos griegos hace más de 2.500 años, este es el destino ideal para buscar unas briznas de sol que nos limpien las nubes del invierno. Por menos de 100€ se podría pasar un hermoso fin de semana visitando su Puerto Viejo y el castillo medieval de If. Para los amantes de la naturaleza, un vistazo al macizo de Calanques servirá para calmar los ojos. Todavía no es época de playa, pero si algún valiente se atreve, la playa des Catalans es ideal por sus fuertes vientos para practicar deportes de agua, como windsurf y kitesurf.

Berlín, Alemania

La capital de tres imperios es uno de los destinos favoritos de Europa por su amplio repertorio cultural. Desde su famosa puerta de Brandemburgo hasta los rastrojos que quedan de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación soviética, esta ciudad es un mundo en sí misma. Las épocas se entremezclan en sus calles como un intrincado puzle de historia. Además, no hay lugar mejor para disfrutar de buena música electrónica, especialmente la discoteca Tresor y el local underground Golden Gate. Los precios rondan los 100€.

Luxemburgo, Luxemburgo

La ciudad que da nombre a este pequeño pero importante país se puede visitar por un precio que oscila los 70€. Lo mejor de este destino es que se puede visitar casi todo el país lo que dura un puente. La hermosa villa de Cantón de Vianden es el lugar ideal para los enamorados que no tuvieron tiempo en San Valentín, mientras que los adictos a la historia se calmarán el mono con la vista de los palacios y abadías de Echternach. El kuddelfleck, un plato típico preparado con estómago de vaca y pan frito, es el acompañamiento ideal para probar también nuevos sabores.

Sofía, Bulgaria

Aunque no sea una ciudad tan vista como otras de esta lista, la bella capital búlgara debe visitarse al menos una vez en la vida, y qué mejor momento cuando los vuelos oscilan entre los 60 y 90€. En sus calles se respira un olor a dos mil años de historia, en ella se mezclan multitud de culturas. Grecia, Roma, Turquía, Mongolia y Rusia lucharon a lo largo de las épocas por tener acceso sin visado a la ciudad, pero solo la Unión Europea lo consiguió de forma pacífica. Vistazos básicos de la ciudad son la catedral de San Alejandro Nevski y el Museo Nacional de Historia.

Zúrich, Suiza

Otra colorida ciudad europea, en especial su casco antiguo, abre sus puertas al viajero por 80€. Casi parece que se hubiera construido para hacer un pícnic, ya sea a las orillas del amplio lago que lleva el mismo nombre que la ciudad, o en el parque Lindenhof. Históricamente tampoco se queda atrás, la ciudad guarda hermosas iglesias de estilo románico suizo y estupendos museos, en especial el museo Kunsthaus Zürich, con obras que datan de la Edad Media hasta nuestros días. En cuanto a la gastronomía, ningún viajero quedará indiferente a las delicias del rösti, un rico plato elaborado con patata, cebolla y bacon.

Varsovia, Polonia

Con vuelos por menos de 100€, no visitar la histórica ciudad es casi inadmisible. Hogar de una rica cultura, con palacios como el Wilanów y un centro histórico plagado de saborosos restaurantes, sufrió durante la Segunda Guerra Mundial terribles bombardeos que dañaron gravemente su hermosa arquitectura. Siguen en pie sus amplias plazas, especialmente la Plaza del Castillo y la Plaza del Mercado, lugar de alegre bullicio para tomar un café o comprarse un recuerdo. Y hablando de cafés, ninguno mejor que el que sirven en el Café Blikle.