El mapa de los países más peligrosos del mundo para viajar en 2021

La compañía International SOS vuelve con su informe anual basándose en tres parámetros: estado de las carreteras, atención médica y seguridad

Captura del mapa interactivo de los lugares menos seguros para viajar este año
Captura del mapa interactivo de los lugares menos seguros para viajar este añoSOS InternationalLa Razón

Si te gusta viajar por el mundo, seguramente en más de una ocasión te hayas encontrado con caras de asombro entre tus familiares o amigos cuando les anuncias tu próximo destino y temen por tu seguridad. Y es que, aunque en muchas ocasiones los miedos no estén justificados y se basen en prejuicios y falta de información, otras veces si conviene actuar con precaución.

Para ello International SOS, una de las empresas líderes en asesoramiento sobre servicios médicos y protección laboral en el extranjero, ha regresado con su informe anual sobre seguridad mundial con un mapa interactivo (Security Risk Map) que muestra los lugares más y menos seguros para viajar en 2021. Para ello, se han basado en tres parámetros: estado de las carreteras, atención médica y seguridad. En el mismo mapa permite comparar países y analizar los potenciales riesgos antes de viajar hasta allí.

Carreteras

España registra una tasa menor de 10 fallecidos en carreteras por cada 100.000 personas, lo que lo sitúa como un país con “riesgo bajo” (color rosa claro en el mapa), según la ratio de mortalidad de la OMS a fecha de 2018. Lo mismo ocurre con la mayor parte de Europa Occidental y los países nórdicos, con cifras similares.

Sin embargo, aquellas naciones ubicadas en el este del continente, como Bulgaria, Rumanía y Ucrania, presentan un índice mayor, con entre 10 y 19,9 fallecidos en carretera por cada 100.000 ciudadanos. Los países más inseguros para conducir, según el mapa de International SOS, se concentran en África. En América solo hay tres zonas con alta inseguridad vial (más de 25 muertos por 100.000 habitantes): Venezuela, Puerto Rico y Belize.

Sanidad

En lo que se refiere a la atención sanitaria, España también presenta un “riesgo médico bajo” para los turistas en sintonía con los países vecinos del Viejo Continente, según el mapa interactivo, Esto significa que nuestro país cuenta con “atención médica de calidad disponible en todo el territorio, servicios especializados y de urgencias, bajo riesgo de infecciones, disponibilidad de las mismas en diferentes idiomas y con respeto a las diferencias culturales”, y que “la evacuación es poco frecuente”.

En los demás países de nuestro continente, antiguas naciones soviéticas como Bosnia, Serbia, Bulgaria, Rumanía, Ucrania, Bielorrusia, Lituania y Letonia poseen un nivel algo superior —“medium”—, a excepción de Kosovo, con “riesgo alto”.

En el resto del mundo, llama la atención los niveles de extrema inseguridad médica de Guinea, Burkina Faso, Níger, Libia, República Centroafricana, Sudán del Sur, Yemen, Somalia, Burundi, Eritrea, Irak, Siria, Afganistán, Venezuela y Haití, países que presentan “atención sobrecargada o apenas existente, pocos servicios primarios y de escasa calidad, infecciones transmitidas por alimentos o agua” e incluso “brotes potencialmente mortales como el cólera y la malaria”, que pueden “requerir una evacuación internacional”.

Seguridad

En el apartado ‘Security’, entendido como la ausencia de terrorismo, guerra, riesgos laborales, peligros naturales, delitos violentos y disturbios políticos y sociales, España posee un “riesgo bajo” para los viajeros, al igual que otras naciones europeas como Suecia, Reino Unido o Italia. Lejos del continente, mismo color para Marruecos, Canadá, Estados Unidos, Namibia, Zambia o Australia. Más tranquilos con un ”peligro insignificante” son Groenlandia, Islandia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Luxemburgo, Suiza y Eslovenia.

Por otro lado, los países menos seguros en esta categoría (”riesgo extremo”) son: Mali, Libia, República Centroafricana, parte de RD del Congo y de Nigeria, Somalia, Yemen, Siria, Afganistán, Pakistán y parte de Ucrania. Riesgo “alto” habría en algunas zonas de México, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Colombia, en Haití, Venezuela, Mauritania, parte de Kenia, Myanmar, Papúa Nueva Guinea, India e Irak, en la región de Chechenia y parte de Ucrania, el sur de Madagascar y el este de Tanzania.