• 1

Fustigados, obligados a beber orina y a comer cucarachas por no cumplir los objetivos

Tres gerentes de una compañía china fueron detenidos por el trato degradante que dieron a sus empleados

  • Dos empleados se tapan la nariz para beberse un vaso de orina
    Dos empleados se tapan la nariz para beberse un vaso de orina
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de noviembre de 2018. 16:20h

Comentada
Paco Rodríguez Madrid. 8/11/2018

ETIQUETAS

Latigazos, beber agua del inodoro, beber vinagre, orina, comer wasabi o cucarachas. Este es el terrible testigo que ha sufrido un grupo de vendedores de una empresa china que no han logrado cumplir con los objetivos. Así ha quedado de manifiesto en un vídeo compartido en la red social Weibo la semana pasada y que ha terminado con la detención de los tres gerentes de la compañía.

Las imágenes fueron grabadas por uno de los empleados de una empresa de reforma de viviendas en la ciudad de Zunyi en Guizhou. En ellas se puede ver el castigo al que fueron sometidos los empleados que no habían cumplido con el objetivo de ventas. Así, se puede ver cómo una mujer azota con un cinturón a un trabajador, cómo varios empleados cogen vasos llenos de orina y se los beben. Los castigos no acabaron ahí y también obligaron a otros a afeitarse la cabeza, a beber agua del inodoro, bener vinagre o vender preservativos en la calle. Pero los más duros estaban relacionados con la comida. Así, uno de los trabajadores fue obligado a comer Wasabi, producto de los más picantes del mundo, y uno de los responsables del equipo tuvo que comerse tres cucarachas, una por cada uno de los objetivos que sus empleados no lograron.

Todos ellos aceptaron someterse a tremenda humillación porque llevaban dos meses sin cobrar y tenían miedo a que si se negaban no les pagaran los atrasos y les despidieran.

fustigados-obligados-a-beber-orina

Los responsables de la compañía detenidos y castigados a pasar varios días en prisión. Concretamente, dos de ellos estuvieron encarcelados durante 10 días y el tercero pasó entre rejas 5. El castigo, que no condena, fue un escarmiento para que recapacitaran sobre la forma en la que estaban llevando la compañía y el trato que habían dado a sus trabajadores.

Lamentablemente, las torturas y vejaciones públicas son habituales en las empresas chinas. El pasado verano se conoció el trato degradante que sufrieron un grupo de universitarios en su primer día de trabajo. Los hechos sucedieron en la provincia de Hubei, en la que un grupo de estudiantes comenzaron a trabajar en una empresa. Después de la dura jornada, el responsable de la compañía no estaba contento con su trabajo y les obligó a comer huevos crudos y calabaza amarga.

Últimas noticias