El boxeador que salvó la vida a la princesa Ana de Inglaterra revela el regalo de agradecimiento de Isabel II

Ronnie Russell pasa por un delicado estado económico y se ha visto obligado a subastar la medalla Jorge para poder sufragar su futuro funeral

Imagen de la Reina de Inglaterra con su hija, la princesa Ana
Imagen de la Reina de Inglaterra con su hija, la princesa AnaThe RoyalFamily (nombre del dueño)

Ian Ball lo tenía todo planeado. Había escrito una carta a la reina Isabel II exigiendo tres millones de libras por la liberación de su hija y la guardó en casa hasta que llevara adelante su plan. El marzo 20 de 1974, la princesa Ana y el que fuera su marido, el capitán Mark Phillips, regresaban al Palacio de Buckhingham cuando un coche se cruzó en su camino y les bloqueó el paso en la calle conocida como The Mall. Una serie de disparos fueron hechos desde la ventana trasera del vehículo de Ball, que llevaba dos revólveres, uno en cada mano. Quería secuestrar a la princesa y exigir un rescate millonario.

En ese momento, el ex boxeador Ronnie Russell regresaba a casa en su coche y vio el incidente. Pensó que se trataba de una pelea por un incidente de tráfico y no dudó en bajarse del coche para auxiliar a la princesa y a su marido. Para reducir a Ball le asestó un puñetazo, que le respondió con un disparo que fue a parar al parabrisas de un taxi. El secuestrador logró coger a la princesa y trató de arrastrarla hacia su coche mientras Phillips tiraba hacia el otro lado para impedirlo.

Russell se acercó hacia ellos y recibió un disparo pero tuvo la fortaleza suficiente para golpearlo con todas sus fuerzas y lo dejó tumbado en el suelo, momento que fue aprovechado para inmovilizarlo. Como resultado del incidente, un guardaespaldas, el chófer, un policía y un periodista resultaron heridos. La princesa Ana y Mark Phillips salieron ilesos.

El coche de la princesa no llevaba vehículos de escolta porque Scotland Yard no consideraba que la familia real no era un objetivo. Este incidente obligó a revisar todos los protocolos de seguridad de la familia real.

Russell, de 72 años, fue galardonado por su valor con la medalla de Jorge, un reconocimiento que ahora va a subastar debido a su mala situación económica, agravada después de sufrir varios derrames cerebrales. “Es algo que dije que nunca haría. estoy muy orgulloso y honrado de lo que hice, pero he estado muy mal. Tuve sepsis y ha sido muy difícil y me he dado cuenta de que tengo que pensar los gastos del funeral en algún momento”.

Russell confesó a “DailyMail” que cuando la Reina le entregó la medalla le dijo: “La medalla es de la Reina, pero quiero agradecerte lo que has hecho como madre de Ana”. Pero no fue este agradecimiento lo que más sorprendió al ex boxeador. Recuerda que antes de recibir la medalla, una pareja de policías se acercó a su casa y le dijeron que la Reina “va a pagar tu hipoteca como un regalo por lo que has hecho”. Pasaba por un mal momento económico pero lo estaba superando: Pensé que era maravilloso. Estaba cerca de recuperarme, así que me quitó una preocupación".

Ahora vuelve a pasar por un momento delicado y sólo quiere que “quienquiera que compre la medalla, espero que me invite algún día para contarles lo que sucedió aquella noche”. La medalla se subastará el próximo mes y su valor estará entre las 15.000 y 20.000 libras (17.600 y 23.500 euros). El subastador Oliver Pepys, de Dix Noonan Webb, indicó que “hemos vendido varias medallas de Jorge en el pasado, pero la mayoría se han relacionado con la eliminación de bombas en la Segunda Guerra Mundial, por lo que ofrecer esta medalla en tiempos de paz, es un gran honor”.