FMI: El proceso en Chile abre las puertas a que siga siendo líder regional

El Fondo Monetario Internacional aseguró que el país seguirá liderando la región si "comienza una nueva etapa, en la cual se mantengan los principales elementos que generaron su éxito

Supporters walk with flags in favor of the rewriting of the Chilean Constitution, to replace one dating back to the Pinochet dictatorship, at a campaign event in Santiago, Chile, Thursday, Oct. 22, 2020. Politicians agreed late last year that Congress should lead the process of writing a new constitution, one of a series of measures aimed at quelling protests over economic inequality and other grievances. (AP Photo/Esteban Felix)Esteban FelixAP

(EFE). El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, aseguró este jueves que el proceso constitucional en Chile “abre las puertas a que siga siendo un líder en la región”, después de dos años de incertidumbre.

El economista del Fondo hizo esta valoración en una rueda de prensa en Washington antes de que cerca de 14,7 millones de personas decidan este domingo en las urnas si quieren reemplazar la actual Carta Magna, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y cuestionada por otorgarle un papel secundario al Estado.

Para Werner, Chile seguirá liderando la región si “comienza una nueva etapa, en la cual se mantengan los principales elementos que generaron el éxito chileno, en términos del crecimiento económico de las últimas décadas, pero también se complemente con una agenda de cobertura social, con unas finanzas públicas más progresivas”.

En este sentido, el experto consideró que la nueva Constitución debería apuntar a que “el proceso de crecimiento de la economía chilena sea dinámico pero más incluyente de lo que fue anteriormente”.

“No digo que esperemos un gran cambio al día siguiente (de su aprobación), pero creemos que la incertidumbre claramente disminuirá. (...) Una vez Chile tenga una nueva Constitución, obviamente el espacio que habrá para maniobrar será más claro”, argumentó.

Preguntado sobre el impacto económico que este proceso constitucional va a tener, Werner explicó que al ser un plebiscito ya conocido, el equipo del FMI ya lo tomó en consideración al hacer sus proyecciones para este año y el siguiente.

Según los cálculos más recientes del Fondo, la economía de Chile se contraerá este año un 6 %, mientras que se expandirá un 4,5 % en 2021.

La Constitución es vista por una parte de la sociedad como el origen de las desigualdades del país, por darle un papel secundario al Estado en la provisión de servicios básicos, y su derogación fue una de las proclamas en las protestas que sacudieron a Chile hace un año, las más graves desde la dictadura, con una treintena de muertos y miles de heridos.

La oposición de centro-izquierda e izquierdas es partidaria en bloque del cambio constitucional, mientras que los cuatro partidos de derechas que integran la coalición gubernamental están divididos, siendo la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI) la que lidera el “rechazo”.

Las encuestas dan por ganadora, con mucha diferencia, la opción del “apruebo”, pero los expertos alertan de que hay voto oculto y de que la diferencia podría no ser tan grande pues el miedo al contagio puede desalentar el voto.