La Virgen del Rocío estará en Almonte más de nueve meses por primera vez en 207 años

Permanecerá en la parroquia al menos hasta que se celebre la romería del próximo 2021

La Virgen del Rocío permanecerá en la parroquia de la Asunción de Almonte, en Huelva, al menos hasta que se celebre la romería del próximo 2021, algo que no ocurría desde hace 207 años, cuando en 1813 fue llevada a El Rocío tras pasar cinco en la iglesia almonteña. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el presidente de la Hermandad del Rocío Matriz de Almonte, Santiago Padilla Díaz de la Serna, tras descartar que se vaya a realizar un traslado extraordinario a su aldea como estaba previsto tras los nueve meses que ha estado en el pueblo, como sucede cada siete años, y una vez que, por la crisis del coronavirus, se ha suspendido la peregrinación de 2020.

El que la imagen se mantenga en Almonte 12 meses, en lugar de los nueve que suele estar cada siete años, es un hecho histórico y una decisión que se ha tomado por la salud, de acuerdo a lo explicado por el presidente de la Hermandad. De hecho, la última vez que la Virgen se quedó más de nueve meses en el municipio fue entre 1808 y 1813, durante la guerra de la Independencia. Antes, en 1755, cuando el terremoto de Lisboa que provocó daños en su ermita, estuvo tres.

Junto al párroco de la localidad, Francisco Jesús Martín, el presidente de la Matriz ha aseverado que la salud fue también el motivo que los movió a adoptar “medidas difíciles y dolorosas” las semanas pasadas, en alusión a la suspensión de la romería de este año, algunas de las que se adelantaron incluso a la adoptadas por parte del Gobierno central en el Estado de alarma.

Desde el fin de semana pasado se han sucedido distintas reuniones para valorar los criterios con los que llevar a cabo una desescalada ordenada y prudencial en la reapertura de la parroquia almonteña donde se encuentra la imagen. Ha habido encuentros telemáticos con el obispo de Huelva, el vicario general de la Diócesis, la alcaldesa, los concejales de Seguridad Ciudadana y responsables del Plan Romero, la jefa de la Policía Local, la delegada municipal del Plan Romero, o el coronel en jefe de la Guardia Civil, entre otros, quienes han coincidido “en la singularidad del caso particular de Almonte, debido a la estancia de la Santísima Virgen”.

Y en la reunión de la Junta Directiva de la Hermandad Matriz “se han buscado soluciones para las nuevas circunstancias que se plantean en la reapertura con las medidas de seguridad e higiene que debemos llevar a cabo”, de acuerdo a lo mantenido por el presidente de la Matriz.